17.8.10

Poema de Irene Marks


MADRE TIERRA

“Pero ¿por qué el hacha siempre roja cae sobre los
mismos troncos?”Máquinas transparentes,
...................Elena S. Eyheremendy



Canto sin voz porque la vida esa copa sangrante me ha tocado
los ojos, canto sin melodía porque el cielo se me esparce en la
piel .
Y esa flor que se abre es hija de mis huesos, y ese niño que
partió bajo la lluvia un viernes nunca tuvo miradas en el río ni
cascabel oyó más que el suave rocío bajo lámpara de la piel
contra piel acariciada, pero

canto contra muros y vigas, contra muerte-ciudad, contra la
pólvora y tanta pena ardida en brebaje solar donde los
malparidos por gracia del dinero-poder-ojos opacos acuchillan
los desdoblados bordes de las llagas del pequeño mendigo
callejero, ojos de polvo.

Canto como la ley inexistente, como retrato de la muerte
con su carroza de hambre y de cementos, sepultura de fábricas,
chimeneas crematorios de voces,

canto sin notas con un dolor antiguo y discordante, porque aún
antes de entrar en las iglesias Dios era Padre Sol y Madre
Luna, porque la Tierra aguarda, siempre aguarda a los que allí
retornan de la muerte,
canto para la Estrella al descampado, donde todos los hombres
son la misma partícula, su fuerza que no pide poder, ni casa con
paredes, sino todos los vientos, cuanto más largos, más,
cuanto más fuertes, más profunda la huella contra los
silenciosos asesinos
Que milenios del hambre lloverán
Y les será devuelta la tajada en la ruinas del tiempo, donde
bestias antiguas, cabeza de león, lobo insaciable y siempre la
mujer con su cola de pez presidiendo el banquete
donde
uno
por
uno
cada
asesino
muriendo
de verdadera ley

Oh Tierra: en el mareado círculo de planetas, con fuego
giratorio llegado del horno del tu sexo, parirás la justicia

© Irene Marks

26 Comments:

Anonymous silvialoustau said...

Irene¿ leiste alguna vez los textos sagrados de lo mayas y los aztecas?
Tu poema tiene una lejana vos a ello. Excelente.
Afectuosamente,


Silvia Loustau

17.8.10  
Blogger Amanda said...

Quiero felicitar a Irene por su fuerza creativa y la claridad de sus conceptos. Interesantísimo tema el que expone y comparto sus dudas, quejas y planteamientos.

Saludos desde el otro lado de la cordillera.

17.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida Irene,
tu canto emerge como una conjura, desde el fondo de la tierra, con imágenes frondosas, de gran contundencia, que presiden un alegato contra la injusticia social, la impunidad y la gran indiferencia que impregna nuestra cotidianeidad. Un remate magistral nos remite a la esperanza y a la reivindicación de la "madre tierra".
Magnífico poema, te felicito!!!
un gran abrazo

Elisa Dejistani

17.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Es una belleza tu poema Irene, un canto con bellísimas imágenes que llegan con una fuerza que no admite otra cosa que la escucha. Y quiero felicitarte porque sos increíble cuando dejas comentarios, te tomás el tiempo para ingresar a la poesía del otro. Me impacto "retrato de la muerte", Un abrazo.

Lily Chavez

18.8.10  
Blogger catalinaladivina said...

Ese canto conmueve las raíces mismas de la humanidad.Porque es la voz de una mujer que se compenetra de lo cotidiano y sabe del sufrir y de las causas.Una mujer,que se ha internado en la esencia de las creencias primeras.Así viví tu poesía.¡Gracias!

18.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida Irene, este poema es excelente. Te felicito por tu alto manejo de lo poético , lo lírico. Además, tu poesía trasciende una denuncia política, para hacer una denuncia mayor: la injusticia que el mismo hombre ha edificado en la tierra. Tu canto contra la muerte-ciudad, el mendigo callejero, el retrato de la muerte, todas brillantes imágenes que revelan un espíritu apesadumbrado por esta realidad del mundo contemporáneo. Pero "todos los hombres son la misma partícula". Y en el fondo, tu canto, remite a una esperanza.
Un gran abrazo
Amalia M. Abaria

18.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Para eso se canta Irene y creo que cuando hay poemas como el tuyo, alguien los oye y algo cambia. Alda

19.8.10  
Blogger Avesdelcielo said...

Poema de clamor donde todos cabemos, la realidad es como un tajo que nos hemos hecho cuando dimos la espalda al Sol y a Tierra. Imágenes contundentes que luego de leerlas no nos puede dejar indiferentes.
Bravo, Irene.
MARITA RAGOZZA

19.8.10  
Blogger Mónica Angelino said...

Tu canto Irene me en-cantó, mi tierra médula canta con vos.

Besoooos

20.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Que fuerza tal irresistible, que vigor, que vertiginosa sensualidad, que verdad de oro para no ignorarla...te conviertes en la voz misma de la tierra que ahora llora, que ahora clama por esa respuesta que por egoísmo le negamos. Cuanto oficio, cuantas razones hay en tus letras, Amiga, para la celebración de las causas justas. Deliciosa es la tarea de leerte, necesaria y motivo toral para reinvindicarnos con nosotros mismos.

ALVARO BALTAZAR CHANONA YZA.

20.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Irene, un canto doloroso, intensísimo y bello, que traspasa lo terreno y nos lleva a lo cósmico.
Es a la vez una voz de alerta, un grito-canto desesperado y mudo que retumba y estremece.
Mi abrazo,
Juany Rojas

20.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Irene: bella manera cosmogónica de vestir y reclamar justicia.Lírismo absoluto en tus palabras!!
Un enorme cariño.
Mirna Celis.

20.8.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Un canto profundo, doloroso, que vale la pena escuchar
Excelente!!!

21.8.10  
Anonymous Betty Badaui said...

Irene, me ha sucedido con otros poemas tuyos, me sumerjo en esas voces de la tierra, clamores de variados lugares y también diversas épocas.
Mi admiración, mi afecto
Betty

21.8.10  
Blogger Adriana said...

Me estremeció tu poema, Irene. Tiene la fuerza de los elementos y de los símbolos. Aunque no lleguemos a verlo, que se cumplan tus palabras. Un beso grande. Adriana Maggio

21.8.10  
Blogger Eduardo said...

Irene
asombrado y todavía inmerso en tu poema, te escribo con la emocíón de haber participado en un ritual sagrado y profundo donde la Tierra ha sido el centro de todas las voces. Palabras inmensas las que nos has enviado para que el corazón palpite con más fuerza. Muy bello. Eduardo Chaves

22.8.10  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Maravilloso poema, Irene. Un abrazo.

22.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida Irene: Cuando te veo, pienso en una ardilla, pequeñita e inquieta, mi animal preferido. Cuando hacés comentario pienso de Saint-Beuve o Menéndez y Pelayo. críticos literarios que alimentaron mi amor por las letras. Cuando escribís poemas como éste te pienso inmensa, Poeta Hechicera-Sacerdotiza, atacando con furia las atrocidades y la infamia y cantando, por fin, a la esperanza.
Gracias, Irene, por tus tres dimensiones.

Jorge Luis Estrella

22.8.10  
Anonymous Roxana Palacios said...

qué bueno, gracias, Irene!; gracias, Gus, Ro

23.8.10  
Blogger Juan Carlos Rodríguez said...

Poco para agregar a lo ya dicho sabiamente por quienes ya pasaron por tu poema, sólo que me encantó, es una delicia leerlo y releerlo...
Felicitaciones

24.8.10  
Anonymous Anónimo said...

IRENE
SIMPLEMENTE QUE IMAGENES UNA POESÍA QUE DESPIERTA ADMIRACIÓN,
HAY QUE TENER TU TALENTO PARA ESCRIBIR ASI CON ESA FUERZA QUE TE BROTA DESDE EL ALMA.

FELICITACIONES

SILVANA MERLO

27.8.10  
Blogger Maria Sanguesa said...

Intenso canto a la Naturaleza, a las creencias ancestrales que son las raíces que nos dan fuerza... felicitaciones. Un abrazo

27.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Y tu canto no se callará nunca Irene, porque es la voz de los sin voz y la voz de los muchos que seguimos clamando y esperando justicia.
¡Bravo! Aplausos bises y besos
María Rosa León

27.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Tu canto es vida llena de poesía en busca de justicia.
Felicitaciones!
Un abrazo.
Dragontesa Leuzzi.

29.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida Irene, maga de las palabras, tu enorme poema es denuncia, clamor desde las profundidades de la Tierra, deseperada conciencia que grita - despertemos!!!!!! despertemos!!!, purifiquemos la Tierra, purifiquemos nuestro ser que es Tierra!!!!!Tu poema/grito/denuncia/plegaria ha impregnado el aire con tu voz. Besos, María Chapp

1.9.10  
Blogger ignacio said...

Querida Irene,paseando por el espacio increiblemente valioso de mispoetascontemporaneos, me encuentro con esta joya tuya sobrecogedora, esto no es solo un poema, porque cada palabra tuya hace sagrado lo que toca. Sí, tienen razon en llamarte Sacerdotiza no es un elogio, sino una realidad, yo también lo siento así.
Ignacio

16.7.11  

Publicar un comentario

<< Home