21.8.10

Poema de María Laura Coppié


Madonnitos

Amo la pasión de los 20.
Amo su pasión
y el hedonismo que los mueve.
Amo sus cabezas
y sus ojos y sus manos.
Amo la urgencia
con la que devoran las palabras
que no volverán a usar
pero quizás guarden
allí arrinconadas
como el osito que los dormía
hasta hace poco.
Amo su adueñarse
del mundo y sus misterios,
la certeza de ser únicos.
Amo, por ejemplo,
que Jonatan todavía
tenga un monstruo bajo la cama
y que a Rodrigo lo siga asombrando
el recorrido de una bolita de vidrio.
Amo cómo se enamoran
de cada nombre,
de cada letra,
de los senos como magnolias,
de los bukowskis cercanos,
de los brechts almibarados.
Amo su afiebrado andar,
su alma en llamas,
la inocencia casi suicida,
la fragilidad que los defiende ante nada,
su piel de pétalo.
Amo sus entreveros,
la frescura, el desenfado.
Y amo haber sido yo también
una de ellos
y haber ido por la vida vestida de audacia.
Aún hoy, de vez en cuando, me pasa.
Aún hoy me amo
y hago una reverencia ante ellos.

© María Laura Coppié

9 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Hago una reverencia a tus letras.
Abrazos
Maria Cristina Fervier

21.8.10  
Blogger Songo said...

Canto a ti misma, en la mejor tradición whitmaniana, tu palabra se afirma!

Saludos!

22.8.10  
Blogger Mariasilvia said...

Qué bueno, hermana. Y también los/me amo, y tu palabra bella me lo recordó.

22.8.10  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Mucha pureza y frescura en tus versos Maria Laura. Te felicito.

23.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Una loa a la irreverencia, vitalidad y audacia propias de la juventud, un canto, en el cual todos alguna vez fuimos protagonistas y, que bueno y qué sano es guardar también un poquito de eso, no perderlo, así como tú lo llevas en tus gestos.
Con cariño,
Juany Rojas

24.8.10  
Blogger claudia tejeda said...

Poema espejo donde te veo Laura, con tus gestos veintiañeros...
Me gusta esta frescura, la espontaneidad, la soltura desenfadada de tus palabras.
Y te abrazo....

27.8.10  
Blogger Martín Jiménez Guerra said...

Illescas y Márquez deben estar orgullosos de este poema.

Siempre un placer Malala.
Un beso.

27.8.10  
Blogger LIDIA CARRIZO said...

QUE POEMA HERMOSO LLENO DE TERNURA DE AMOR FIDEDIGNO, DE LA MARAVILLOSA INOCENCIA DONDE LA VIDA SE COMPRA EN CADA ACTO... UNA TERNURA!
ME ENCANTÓ LA MÚSICA BELLA EN SU LECTURA,,, BELLO!

LIDIA CARRIZO

27.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Un poema muy hermoso, hace gala tu pluma de poeta.
Ese juego que tienes con las palabras, vida y muerte me llenan de ternura.
besos myrtha

31.8.10  

Publicar un comentario

<< Home