10.8.10

Poema de María Silvia Paschetta


El corazón chatarra
la bisagra oxidada
la abolladura torpe
..................escondida en el pecho
y esta falta de ganas de seguir traqueteando

(como los trenes que se detuvieron)

Borroneados los rumbos
entre los arenales
........la falta de destino
........los pequeños derrumbes
.........el yuyal desbocado

(como las vías después del abandono)

Por detrás de la bruma
pudiera ser que exista
.......................todavía
.......................un sentido

La ternura no alcanza

El rumbo se disloca

El motor es un ciego
..............corazón abollado

© María Silvia Paschetta

11 Comments:

Blogger Nerina Thomas said...

Qué descripción del sentir tan dolorosa, sentida, auténtica, brillante!!
Felicitaciones!! Fue como mirarme a un espejo!!
Siento lo mismo y vos lo plasmaste.
un abrazo!!

10.8.10  
Blogger Sebastian Barrasa (El Zaiper) said...

qué buenos climas!

qué difícil que es el amor...

10.8.10  
Anonymous Anónimo said...

MARÍA SILVIA

¡BIEN LOGRADA LA MUSICALIDAD!, bravo!
saludos

Anahí Duzevich Bezoz

11.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Magistral trato del corazón agónico que a pesar de sus dolencias, seguirá su curso cuesta arriba, que la agonía es nada...y el morir una amenaza que no lo amedentra ni lo aparta del hogar del Amor al que siempre volveremos. Imágenes ingeniosas que se imponen por su propio peso. Maravilloso trato, espléndido ejercicio de quien sabe su oficio.

ALVARO BALTAZAR.

11.8.10  
Blogger Tony said...

Excelente poema María Silvia. Arrolla este "tren de netáforas" tan bien ubicadas. Deslumbra el final. Un abrazo. Antonio.

12.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Cuánte soledad.
Me dan ganas de correr y abrazarla
Alicia Perrig

12.8.10  
Blogger claudia tejeda said...

Silvia, qué bonito vaivén de imágenes, escribir el dolor es un modo de desabollarse.
Besos.

14.8.10  
Blogger LIDIA CARRIZO said...

muy bueno y sobre su dura verdad muy buen mensaje. mucho me gustó su analogía y la manera en que ha trabajado en forma cruda y al mismo tiempo un ritmo que le da como una esperanza tibia que enbellece.
LIDIA CARRIZO

16.8.10  
Blogger Eduardo said...

María Silvia
como siempre, tu fuerza aparece descarnada en el poema, tus palabras se acomodan a su exacta medida y en definitiva, surge un poema trabajado con maestría. Un abrazo. Eduardo Chaves

17.8.10  
Blogger Cristina Ramb said...

Que bueno encontrarse con tu poesía. Las imágenes justas y a fuerza para mostrar el interior de un sentimiento. Un abrazo.

26.8.10  
Anonymous Jorge Orellano said...

Comenzamos a dirigirnos palabras como un juego, sin saber nada uno del otro. Casi como si fueramos dos seres simples. Y no lo somos. Lei ESTE poema (primero de un total) y solo voy a decir: Como sufriste por amor! Pero no podes dejar de hacerlo, no te olvides que la que dijo que no estaba en edad de no despreciar no te lo perdonaria. No es bueno que el hombre este solo. Solo hay que esperar y aparecera en un sereno y pacifico dia/noche y sin percibirlo. Solo sintiendo que hay alguien que MIRA en lo profundo y ESCUCHA ESCUCHANDO. Ya te escribo...

26.12.10  

Publicar un comentario

<< Home