6.8.10

Poema de Mariano Shifman


EL JARDÍN DE AL MUTADID

Lo vio el Guadalquivir, hace mil años:
las manos del rey Al Mutadid
plantando claveles en los cráneos adversarios;
los había blancos, los había encarnados
a tono con la pena, ardidos con la hiel.
Al suceder los retoños –refiere la historia-
los deudos recibían sus sentidos pétalos:
la vida, alzándose entre el polvo del desecho.

Sí, mil bosques nos apartan del jardín del amo,
del azar de sus letales laberintos.
Y sin embargo, no hay distancias insalvables:
el leve polen del tiempo nos iguala
disipándonos desde la semilla.

Así pasó Al Mutadid, hoy clavel o cardo
y brote inspirador de estas quince líneas.

© Mariano Shifman

12 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Terrible, interesantísimo y muy bien ejecutado. Me encantó. Que el vencedor en la batalla haya hecho lo que hizo, espeluznante y fascinante, parece tener el corolario justo: que naciera tu poema. Estupendo. Fue un gusto exquisito charlar con vos el martes.
Un abrazo fuerte, amigo.

Jorge Luis Estrella

6.8.10  
Blogger Rolando Revagliatti said...

Sí, Mariano, mil bosques y mi felicitación por la ejecución de este poema.

R.
r.
_________________

6.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Mariano, te felicito, has entrado en el alma de ese lugar. Ahí estuvo
Al Mutadid ,hace mucho tiempo, pero como vos decís:"no hay distancias insalvables,el leve polen del tiempo nos iguala".
Excelente poema.
Un abrazo

Amalia M. Abaria

6.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Muchas gracias, Amalia, Jorge Luis, y Rolando, por sus comentarios,que viniendo de ustedes, tienen un gran "peso específico".
Un cordial saludo

Mariano Shifman

7.8.10  
Anonymous galáctica said...

Hola Mariano:Un poema donde se penetra en la historia y se la relaciona con el momento presente por medio de la reflexión y la lucidez. Imágenes que conllevan ironía además de belleza. Conciencia de lo kármico que se convierte en ciclo encadenado a otro ciclo, donde reina la ley de los opuestos. Excelente Irene Marks

7.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Mariano, yo me recreo cuando te leo, por lo sugerido y por la mágica realidad que se repite con variantes a través de los siglos.
Va mi abrazo con verdadero afecto
Betty Badaui

7.8.10  
Blogger Songo said...

Visión atemporal en estos versos.
¡Me han gustado!

8.8.10  
Blogger Mónica Angelino said...

!Qué buen poema!!

Besosssss

8.8.10  
Anonymous Anónimo said...

¡Excelente! Alda

8.8.10  
Blogger Eduardo said...

Mariano
me has llevado de la mano por ese jardín verde y melancólico. Eres un poeta que cuenta las cosas con la maestría de un pintor. Felicitaciones. Eduardo chaves

9.8.10  
Anonymous Sonia Quevedo said...

Mariano:
Que delicia este paseo por jardines encantados.
Justo en el medio del jardín plantó una semilla brotando un árbol lleno de frutas parlantes…

Ha sido maravilloso el viaje por sus letras.

14.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Mariano, una extraña savia me recorre... hermoso, saludo grande

Shirley V

25.8.10  

Publicar un comentario

<< Home