18.8.10

Poema de Victoria Servidio


A LA POESIA.

La poesía
mi confesora
resurrección
de muertes cotidianas.

Cuando la vigilia
derrumba anaqueles
salpica las paredes
instala el miedo
a mi costado
del infierno me rescata.

Poesía
cuenco de mi angustia
contención segura
fuerte donde resisto
hasta que el sol
al reiterarse
abre el nuevo día.

© Victoria Servidio

9 Comments:

Blogger catalinaladivina said...

Victoria,esa compañera que nos ayuda a caminar por los laberintos del más profundo sentir,es la poesía.Lo has dicho muy bien!

18.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Es cierto Victoria. Si no fuera por la poesía cómo resistiríamos? Es nuestro mejor desahogo. Alda Salzarulo

19.8.10  
Anonymous Anónimo said...

- de sol a sol, de poema a poema, ¡qué manera de resistir y engendrar la bello! -

¡¡¡ Hermana en las letras arriba que la eternidad hoy, nos junta en el arcoiris de la vida!!!

20.8.10  
Blogger Songo said...

Tejes una alfombra poética sobre angustias, luz sobre sombras.
Saludos

22.8.10  
Blogger Eduardo said...

Victoria
la poesía que compartimos con tanto amor es todo eso que has puesto en tu poema, ella nos tiende la mano y nos ayuda a seguir en el sueño de encontrar más y más poetas y unirnos en el mundo. Un gran abrazo.
Eduardo Chaves

22.8.10  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Una verdadera parábola. Excelente Victoria.

22.8.10  
Anonymous silvialoustau said...

Ya el primer verso me conmocionó, excelente.
Un abrazo de

Silvia Loustau

24.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Victoria: ¡Me encantó tu paseo de la mano de la Madre Poesía!
Aplausos, besos y bises
María Rosa León

27.8.10  
Anonymous Anónimo said...

BRILLANTE LA DESCRIPCIÓN, ESO ES LA POESÍA.
ME DIO ESCALOFRÍO

EXCELENTE POEMA

SALUDOS
SILVANA MERLO

1.9.10  

Publicar un comentario

<< Home