3.9.10

Poema de Alicia Perrig



LOS 15

Ahora con la nona
dijeron

ella hizo las empanadas
y cosechó las flores
para perfumar la mesa

todavía teníamos los ojos hinchados
las dos
azules y rojos

que se saque los lentes
dijo el fotógrafo

y aquí estamos
ella y yo
en el living de mi casa

me sonríe con esa tristeza suya
esa tristeza de pequeñas violetas
en el vestido de piquet
que aún guardan las yemas de mis dedos
sobre su hombro izquierdo

esa tristeza nuestra
en blanco y negro.

© Alicia Perrig

34 Comments:

Anonymous Efraín said...

Una maravilla aunque duele, Efraín

3.9.10  
Blogger Alejandra Leonor Parra said...

Alicia hermoso poema, me trajo muchos recuerdos "en blanco y negro " y me trajo a Marossa di giorgio así como un aire fresco. Gracias

3.9.10  
Blogger Rolando Revagliatti said...

¡Por otros quince poemas como este, Alicia!


R. R.

______________________

3.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Una bella y enternecedora evocación de esos 15, Alicia.
Aplausos, bises y besos
María Rosa León

3.9.10  
Blogger Mariasilvia said...

¿Cómo agradecerte ese toque leve de la tristeza (las pequeñas violetas en el vestido de piquet)que sin embargo también devuelve alegría?
Sólo gracias.

3.9.10  
Anonymous Emmanuel said...

Una foto revelada en palabras! Que maravilla de poema, Alicia!

4.9.10  
Blogger Avesdelcielo said...

Una fotorgrafía mojada es el poema, a la vez, de una inmensa ternura compartida entre la nona y la nieta.
Sensibilidad, Alicia, que captas conlenguaje sobrio y hermoso la tristza compartida. Felicitaciones.
Cariños.
MARITA RAGOZZA

4.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Gracias, querido Gus, amigo de mi alma. Gracias una vez más. Y van....
Abrazo
Alicia Perrig

4.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Gracias a todos y cada uno de los poetas que durante tanto tiempo me han hecho feliz con sus comentarios siempre alentadores, llenos de respeto y cariño.
Gracias, mil veces gracias. Siempre digo que es ésta la más bella de las palabras. Gracias.
Abrazo
Alicia Perrig

4.9.10  
Blogger RICARDO JUAN BENITEZ said...

Una instántanea del alma, en blanco y negro, con detalles entrañables...

4.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Alicia:
tierna la memoria en
"esa tristeza de pequeñas violetas
en el vestido de piquet
que aún guardan las yemas de mis dedos sobre su hombro izquierdo"
Felicitaciones.
Tere Vaccaro.

4.9.10  
Blogger Marcelo Luna said...

Estimada Alicia:
La primera lectura que hago de un poema suyo tan sencillo como soberbio...Espero que me siga contando-y disfrutando- esas remembranzas.
Besos mil
Marce

4.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida Alicia; cuánta ternura siempre en tus poemas. Y éste es especial. Desde su título, el ayer y el hoy en esa foto donde abuela y nieta vuelven a encontrarse a través de sus ojos. Los ojos Alicia son las cámaras de fotos que captan la magia del instante,y es tu poema la niña y la mujer,tu código azul, tu pacto de violetas. le mando un abrazo a las tres...
María Paula Mones Ruiz

4.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Tu poema me conmovió el corazón!
Qué sintético y cuánto contenido!!!!
María Amelia

4.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Gran poema,con la niña y la mujer ya grande ,llenas de vida y ternura.
Aplausos.
Un abrazo.
Dragontesa Leuzzi.

4.9.10  
Blogger Mónica Angelino said...

Celebrotu poema, más aún desde mi propia nostalgia.

Besossssssssss

4.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Muy lindo. Emociona.
Ariel Mégevand

4.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Nostalgia
ternura dolor
abrazan y eleva
desde graciela

4.9.10  
Anonymous Sonia Quevedo said...

Alicia:
Recorriendo las líneas, llegan imágenes de tiempos pasados, cargas de recuerdos y, una infinita tristeza.

Gracias por entregarnos sus maravillosas letras.

4.9.10  
Anonymous silvialoustau said...

Aún el perfume de la violetas emrgen del mundo de la nostalgia, donde fue escrito este poema.
Cordialmente,

Silvia Loustau

4.9.10  
Anonymous galáctica said...

Alicia: a veces la ternura puede derribarnos, y éste es uno de esos casos. Es indescriptible todo lo que sugerís con ese vestido de piqué, esas manos dobladas, esas pequeñas flores. Llorar no alcanza. Es ese sentimiento agridulce que no podremos jamás desterrar del corazón. Gracias por tanta sensibilidad y comprensión. saludos poéticos Irene Marks

4.9.10  
Blogger Fabiana said...

Dolorosamente tierno poema, trozo de vida alumbrado por la imagen de esa mujer que te signa cada día. Un abrazo. Fabiana León

4.9.10  
Blogger José Manuel said...

¡Qué dulce melancolía...! Esa ternura auténtica conmueve y obliga a releer el poema. Me gusta mucho.

José Manuel Solá
[Puerto Rico]

5.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Tierno y conmovedor poema , querida Alicia.

Te mando un gan abrazo

Amalia M. Abaria

5.9.10  
Blogger Susana Lizzi said...

No me sorprende tu altura poética, pero advierto que seguís creciendo. Enhorabuena y felicitaciones. Su

5.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Me conmovió este homenaje a la nona... a los quince años....qué preciosa sencillez!!!! Un besote Alicia, María Chapp

5.9.10  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Una pequeña joya. Un placer leerte Alicia.

5.9.10  
Anonymous Anónimo said...

UN POEMA QUE HACE LLORAR Y PENSAR EN ESOS TIEMPOS, EN LOS QUE LA NONA HACIAN LAS COSAS CON UNA DEDICACIÓN.
DE UNA TERNURA
Y LA FOTOGRAFIA ESPECTACULAR.

UN SALUDO ENORME
SILVANA MERLO

5.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Inolvidable fotografía poética. La tristeza y la belleza son las reinas. Gracias, Alicia, por generar un momento de lectura en donde nos sentimos en contacto con la melancolía y, al mismo tiempo, con una plenitud incomparable.

Jorge Luis Estrella

5.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Alicia:
Muy bello poema. Por las escalas de sus versos, corre la belleza motada en la melancolía del recuerdo. Es la fotografía de la memoria notálgica.
Saludos, Camilo

6.9.10  
Blogger Tony said...

Hermoso Alicia, tan sentido. Un retrato de amor. Besos. Antonio.

6.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida Alicia: un foto sacada con el corazón, és más que un papel, por eso anida en tu recuerdo y alma. Bello y tierno poema!!
Un beso enorme.
Mirna Celis.

8.9.10  
Blogger El árbol José Enrique Ramírez said...

Y entonces...
La misteriosa alegría de estar triste (o melancólico como yo siempre estoy)
Sonríe,el tiempo se pone negro en nuestra memoria blanca.
y entonces,entonces un flash nos salva.

Un saludo,Alicia desde el árbol que soy.José Enrique Ramírez Aguilar

10.9.10  
Blogger Benjamin Mejias Caris said...

Una fotografía que se inunda de la más bella y sutil poesía.
Felicitaciones Alicia.

20.9.10  

Publicar un comentario

<< Home