8.10.10

Poema de Juan Hurtado


...te duele la vida tanto tanto
que salís
entre jaulas de huesos.
Sólo te importa
el viento en tu herida,
sólo te importa
la reencarnación de tus noches.


© Juan Hurtado

7 Comments:

Blogger Daniela De Angelis said...

Una suerte de grito sólo mediado por la oralidad tajada, doliente... Imperativo en el pronombre evocado. Exhortación orfandada que repica, que golpea. Por tu poesía, Juan, Gracias! Mi brazo!

8.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Juan: Cuando la vida duele, sólo cabe el grito.
¡Muy conmovedor tu poema!
Felicitaciones y un gran abrazo
María Rosa León

8.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Profundo tu poema Juan...con todo el dolor.
Saludito

Alicia Borgogno

9.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Un poema de bello hermetismo. Intenso y punzante.
Un abrazo. Liliana Lapadula

10.10.10  
Anonymous Anónimo said...

La noche como lugar propicio del desasosiego.
Abrazo
Alicia Perrig

10.10.10  
Blogger fanny said...

Y la poesía para poder seguir vivir viviendo.

Sensiblemente, fanny

25.10.10  
Blogger Elvira Alejandra Quintero said...

Juan, entre el diálogo y un poco de reproche a Alejandra Pizarnik..., el dolor es así, no deja ver hacia afuera!!

28.10.10  

Publicar un comentario

<< Home