3.10.10

Poema de Marita Ragozza


CRISTO Y UNA MUJER

Ante la sentencia de lapidación por adulterio en Irán de Sakineh Ashatiani

Ev. Juan: 8,1-9
Un día las manos de ella atraparon un sueño
amargo trago, breve risa, largo llanto. . .
Los demás. . . sordos y duros quieren apedrearle.

Ahora está ante Jesús. Silencio.
Ella siente ascender desde el fondo de sus entrañas
un soplo de esperanza.

“El que se sienta sin pecado que tire la primera piedra”
Jesús mira a la mujer.
Mira a los campeones de la moral.

Y escribe en el suelo.
Todos se van.

© MARITA RAGOZZA DE MANDRINI

26 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Marita!! Que poema, estas palabras son piedras que enseñan el otro lado y unos versos finales que son la razón misma. Me encantó.

Lily Chavez

3.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Marita:

¡Qué gozo encontrarte por etos sotos y con estos versos tan hermosos!
Este poema muestra tu enorme humanidad y tu profundo pensamiento. Tus versos van sugiendo con el trasfondo del bellísimo relato de San Juan sobre la Adúltera: Los fundamentalistas la quieren lapidar; "el que esté libre de pecado que tire la primera piedra"; y uno tras otro, empezando por los más viejos, se fueron marchando.
Muy bien Marita, me ha gustado.

4.10.10  
Anonymous galáctica said...

Un alegato contra la hipocresía de dictámenes machistas; los que no viven ni dejan vivir. Cuando se reprime la libertad sexual, se reprime la vida. Saludos poéticos Irene Marks

4.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Ante esa frase, creo que es seguro que todos se van.
Me encantó la temática de tu poema, Martita

Alicia Borgogno

4.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Ante esa frase, creo que es seguro que todos se van.
Me encantó la temática de tu poema, Marita

Alicia Borgogno

4.10.10  
Blogger Mónica Angelino said...

Ojala escucharan, Marita, ojala.
Gran poema.

Besossssssssssss

4.10.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Perfecto!!
Grande lo tuyo. Felicitaciones!
Un abrazo

4.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Magnífica recreación del pasaje bíblico que lamentablemente se repite en la actualidad.
Felicitaciones, Marita y un beso grande
María Rosa León

4.10.10  
Anonymous Betty Badaui said...

La repetición de los horrores y tu voz alzándose ante la injusticia, te mando un tierno abrazo, Marita.
Betty

5.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Muy bueno tu alegato, Marita,habrá forma de parar tanto horror???? Solidaridad con Sakineh!!!!!!!
Basta de bestialidades en nombre de Dios!!!! Un beso, María Chapp

5.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Marita:

¡Qué gozo encontrarte por etos sotos y con estos versos tan hermosos!
Este poema muestra tu enorme humanidad y tu profundo pensamiento. Tus versos van sugiendo con el trasfondo del bellísimo relato de San Juan sobre la Adúltera: Los fundamentalistas la quieren lapidar; "el que esté libre de pecado que tire la primera piedra"; y uno tras otro, empezando por los más viejos, se fueron marchando.
Son los fanáticos de ayer y de hoy, que sepulcros blanqueados, quieren dirigir y ordenar la vida desde su falsa idea religiosa.
Muy bien Marita, me ha gustado.
Saludos, Camilo Valverde

6.10.10  
Blogger Pere Bessó said...

Ay, Marita, que ahora habrá que escribir en el aire, pues no la lapidarán, por la presión mundial, pero si no lo paramos, acusada ahora de asesinato y condenada, la ahorcarán...
Ya no habrá piedras pero si soga de liana o de esparto o...
Un beso, amiga mía
Pere

6.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Marita querida !! siempre arrojando luz en medio de un mundo in-mundo que sólo sabe de mustias ideologías y violencia absurda. Benedición. Me encantó la temática y tu dicción. Alfredo Lemon.

6.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Estimada Marita: Imponente, impecable. Gracias.
saludo cordial
Cristian Jesús Gentile

6.10.10  
Blogger Tony said...

Marita: sensacional este documentar la angustia de tantos,producido por la oscuridad bruta de la soberbia. Ojalá esta poesía hecha plegaria alcance los niveles altos del espíritu para los que se yerguen en verdugos. Un abrazo grande. Antonio.

7.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Un poema denuncia, con gran carga emocional contra la violencia y la ignorancia, que encierran los prejuicios y la discriminación, de toda índole! Te felicito Marita!
un abrazote

ELisa Dejistani

7.10.10  
Blogger Eduardo said...

Marita
como siempre, emociona tu talento y tu voz que habla de las tantas injusticias de este mundo desconcertante que nos ha tocado. Pero la poesía vive y proyecta las ideas más altas, tu gesto es de un valor incalculable. Gracias. Eduardo Chaves

7.10.10  
Blogger Mariano said...

Un conmovedor poema, Marita, que a la manera de la poesía oriental, lo dice todo con las palabras imprescindibles.
Un gran cariño, y felicitaciones.

Mariano Shifman

7.10.10  
Anonymous Anónimo said...

un poema impescindible Marita
tu voz debe escucharse y lo logra
te aplaudo
desde graciela abrazo

7.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Marita ¡que bello ,los ipócritas , los maralistas era necesario el poema
un abrazo

maria elena tolosa

7.10.10  
Anonymous Sonia Quevedo said...

Marita:
Ha logrado un grito con eco, por ello las palabras viajarán hasta el punto predeterminado.
Esperemos que la vida…VIVA y sus mentes, las de ellos, cambien.
Felicitaciones por esta conmovedora denuncia.

Un fuerte abrazo.
Sonia

8.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida Marita: de una sinceridad única. Tan bien logrado tu poema que desenmascara la hipocresía y el espíritu inquisidor, con un sutil tacto.
Simplemente maravilloso y tan necesario!!
Mi entrañable cariño!!
Mirna Celis.

8.10.10  
Blogger Máximo Ballester said...

Muy bueno, Marita. Tremendo y triste. Un abrazo.

15.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Marita,
un poema conmovedor que denuncia la espantosa realidad de algunas mujeres aún en estos tiempos, como si nos hubiéramos quedado atrás, tan atrás.
Un abrazo y mis felicitaciones

19.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Hasta cuándo. Hasta cuánto. Hasta donde.
Abrazo
Alicia Perrig

22.10.10  
Blogger Benjamin Mejias Caris said...

Todos se van...
Gracias Marita por lo dicho aquí.

4.11.10  

Publicar un comentario

<< Home