27.3.11

Poema de Irene Marks


El ciruelo

Tocó las ramas más altas del ciruelo…

“Señoras y señores les vengo a pedir por favor”

Tocó el brillo de las hojas.

“No hago nada malo, señoras y señores,
les pido una moneda para mi hermanita
internada en el hospital Francisco Muñiz”

Sintió el viento en las hojas
Siempre es otoño, dijo,
en un árbol que enrojece al atardecer

“Les deseo señoras y señores,
que no les falte nada en sus hogares
No hago nada malo,
les pido una monedita”.

Y el tiempo cayó sobre la infancia
El tren marcha
sobre los ojos de los niños mendigos
¿Alguna vez florecerá el ciruelo?

© Irene Marks

16 Comments:

Anonymous Anónimo said...

"Tocó el brillo de las hojas", querida Irene tu poema estremece de emoción, realidad triste y tus imágenes nos vuelven a la posibilidad de sentirnos magos, con sólo imaginarlas. Y ojalá el cieruelo florezca, claro!! Mi abrazo,mi admiración a tu poesía
María Paula Mones Ruiz

27.3.11  
Blogger Benjamin Mejias Caris said...

No es mucho mi comentario...pero mi emoción es inmensa.
Gracias Irene por tu bella poesía.

27.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Sí, Irene querida, qué alegría volver a leerte en el blog de Gus.
Extrañaba tus poemas, en este caso, un alegato que nos hace reflexionar, respecto de la indiferencia y la injusticia de una niñez desamparada: "/No hago nada malo / les pido una monedita "/imágenes fuertes y muy conmovedoras. Excelente, amiga!
un abrazo entrañable

Elisa Dejistani

28.3.11  
Anonymous milagros rodriguez said...

Un paralelo conmovedor, un poema a pura piel ¡Felicitaciones!

29.3.11  
Blogger Mariano said...

Sí, es un poema conmovedor, Irene.
En cada uno de tus poemas se percibe lo buena persona que sos.
Un gran cariño,

Mariano Shifman

29.3.11  
Blogger Mariano said...

Sí, el poema es conmovedor, Irene. En cada uno de tus poemas se percibe qué buena persona sos.

Te mando un cariño.
Mariano Shifman

29.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Qué buen juego de voces Irene. Un profundísimo poema, como todos los tuyos
Maeía Amelia

30.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Tu poema es fuerte, es conmmovedor y hiere. Siempre se desea que florezca el ciruelo y para mi, tus palabras florecen de emoción.

Un abrazo,

Magdalena Guerrero

30.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Irene,tremenda belleza para describir un drama que nos duele cotidianamente,es una prueba mas de tu maestría ,tu profundidad y tu sensible visión que transforma el dolor en poesía.
Gracias por tus palabras que nos estremecen y nos maravillan (como siempre)
Leonardo Herrmann

30.3.11  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Emocionante poema,Irene. Un abrazo.

30.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Irene:
Un bonito poema.Emociona y estremece.Sabes muy bien reflejar el frío de la indiferencia y el dolor de la injusticia.
Felicito.
Saludos, Camilo

1.4.11  
Anonymous Anónimo said...

El desamparo, la indiferencia que crece y esas imágenes tan precisas; bello poema a pesar del dolor
Un abrazo
Betty Badaui

1.4.11  
Anonymous Anónimo said...

¡Qué bella y desgarradora pintura de la niñez que sufre a nuestro alrededor, Irene!
Felicitaciones y un beso muy grande
María Rosa León

2.4.11  
Blogger lauravazquez said...

Es lamentable, pero es lo que ve el poeta y tantos otros.
Y el ciruelo es el disparador, tan sólo.
Muy bueno!!
Un cariño

2.4.11  
Anonymous Anónimo said...

fuerte el texto! bellisimo y doloroso... una tremenda realidad que se nos escapa de las manos...
gracias
francisco

8.4.11  
Anonymous Anónimo said...

Conmueve porque está hecho desde lo más profundo.
Abrazo
Paolantonio

27.4.11  

Publicar un comentario

<< Home