6.3.11

Poema de María Rosa León



¿Corazones o diamantes?

Puesta a elegir,
decididamente
elijo los diamantes
porque los diamantes
son eternos
y el amor
¡ay!
¡el amor
es tan fugaz...!

© María Rosa León

51 Comments:

Anonymous Anónimo said...

María Rosa

Fuerte expresión y sentimiento. Un abrazo.

Molly Bic

6.3.11  
Anonymous Anónimo said...

¡Gracias, Gus, por tu espacio y por esa hermosa fotos con diamantes! JAJAJAJA
Gracias, Molly por tu lectura y tus palabras de afecto.
Un beso grande
María Rosa León

6.3.11  
Blogger Nerina Thomas said...

Dulce manera de reconocer sentimientos, siempre dulce tu manera.
Mi abrazo amiga

6.3.11  
Anonymous Betty Badaui said...

Uy, María Rosa, qué difícil elección y hermoso poema
Abrazo
Betty

6.3.11  
Anonymous Anónimo said...

¡Mil gracias, Nerina y Betty!
Entre nos: no sé qué haría con los diamantes si no hay amor... JAJAJA
Un beso grande para las dos
María Rosa León

6.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Y además, indefectiblemente, duele...
Celina

6.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Este poema parece un juego, sin embargo la deja a uno pensando...creo que yo alegiría el amor, pues aunque es fugaz, es un diamante que vale la pena conocer en este paso por la vida.
Mi cariño de siempre,
Juany Rojas

6.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Gracias María Rosa por SER...
Ayer hubiera elegido el AMOR...
Hoy Poéticamente elijo los diamantes, que no por fuerza tienen que ser los de llevar en el cuello u otra parte del cuerpo...
Habrá que saber que son "esos" diamantes para cada Ser Humano.
Genia...Gracias por decir lo que uno piensa...
Un abrazo.
Dragontesa Leuzzi.

7.3.11  
Anonymous Anónimo said...

María Rosa:

Que eres una mujer inteligente y decidida. Me encantó tu poema. Un abrazo afectuoso.

Carmen Amato

7.3.11  
Blogger Estrella del mar said...

Ah .....amor si fueses diamante........ serias demasiado duro

7.3.11  
Blogger ALICIA CORA said...

Maria Rosa, me gusto este poema, tal vez porque se que a veces los diamantes perduran y el amor se va esfumando. Felicitaciones y un beso de Alicia Cora.

7.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Ay el amor
que haríamos sin él
pero esos diamantes serán algo muy profundo si los eliges
desde graciela abrazo

7.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Es verdad que el amor no siempre es eterno. Pero yo, creo que algunos perduran...verdad?
Un cariño María Rosa
Alicia Borgogno

7.3.11  
Blogger Mónica Angelino said...

Qué serán esos diamante para vos, María, más allá de la fugasidad? del amor. Poema para reflccionar.

Besossssss

7.3.11  
Blogger Pilar said...

Bella manera de pintar poéticamente el desencanto ante la facilidad con que suele esfumarse el amor. Precioso el ritmo del poema.
Un beso, María Rosa.
PILAR ROMANO

7.3.11  
Anonymous Anónimo said...

hermoso, sencillamente hermoso
saludos
Anahí Duzevich Bezoz

7.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Muchas gracias, Celina, Juany, Teresa L., Carmen, Alicora, Alicia Borgogno, Graciela W., Mónica, Pilar y Anahí, por su tiempo de leerme y comentarme. Y fundamentalmente, por demostrarme que esos otros diamantes, los del afecto, valen infinitamente más.
Un beso grande para todas.
María Rosa León

7.3.11  
Anonymous Anónimo said...

¡Gracias, Estrella del mar! Muy buena tu observación!
Un beso grande
María Rosa León

7.3.11  
Anonymous Anónimo said...

.... el amor puede tener diamantes,
pero el diamante jamás corazón.
María Rosa: un fuerte abrazo.
Liliana Lapadula

8.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Una que se animó a decirlo, ja ja. Un abrazo grande María Rosa, feliz día de la mujer y gracias por el poema.

Lily Chavez

8.3.11  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Un bello poema que tiene magia. Un abrazo.

8.3.11  
Blogger Rosa Lía said...

María Rosa, lindo poema más allá de lo q la elección implica, seguramente q hay amores q pueden ser piedras en el camino y los otros que son diamantes con toda su pureza...Abrazosss

8.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Hola Genia!!! El amor, El Amor, es un diamante increíble, nuestro corazón lo es, un di-amante, qué dice tu di-amante??? más allá de la fugacidad de las relaciones...tu poesía brilla diamantinamente!!!!
besote, María Chapp

9.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Hola Genia!!! El amor, El Amor, es un diamante increíble, nuestro corazón lo es, un di-amante, qué dice tu di-amante??? más allá de la fugacidad de las relaciones...tu poesía brilla diamantinamente!!!!
besote, María Chapp

9.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Hola Genia!!! El amor, El Amor, es un diamante increíble, nuestro corazón lo es, un di-amante, qué dice tu di-amante??? más allá de la fugacidad de las relaciones...tu poesía brilla diamantinamente!!!!
besote, María Chapp

9.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Hola Genia!!! El amor, El Amor, es un diamante increíble, nuestro corazón lo es, un di-amante, qué dice tu di-amante??? más allá de la fugacidad de las relaciones...tu poesía brilla diamantinamente!!!!
besote, María Chapp

9.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Hola Genia!!! El amor, El Amor, es un diamante increíble, nuestro corazón lo es, un di-amante, qué dice tu di-amante??? más allá de la fugacidad de las relaciones...tu poesía brilla diamantinamente!!!!
besote, María Chapp

9.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Hola Genia!!! El amor, El Amor, es un diamante increíble, nuestro corazón lo es, un di-amante, qué dice tu di-amante??? más allá de la fugacidad de las relaciones...tu poesía brilla diamantinamente!!!!
besote, María Chapp

9.3.11  
Blogger David said...

Habrá que hacer del corazún un diamante, para llevarlo siempre.
Abrazos
David Rosales

9.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Redondo. Perfecto. Impecable.

Un abrazo,

Alicia Márquez

9.3.11  
Blogger Mariasilvia said...

Bello.
Y cierto!
¿Porqué será que sigo eligiendo el amor?

9.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Hermoso corazón diamante, amante...
brillando en la fugacidad y eternidad de tu poema!
Cariños, Montse Bertrán

11.3.11  
Anonymous Anónimo said...

¡Ay, qué maravilla! Hoy tengo duplicidad de comentarios:
Lilianas (Lapadula y Chávez), Davids, (Sorbille y Rosales), María Chapp, que se multiplicó a fuerza de cliquear, Alicia Márquez, María Silvia y Montse.
Muchas gracias a todos y un beso grande, en la seguridad que este afecto vale mucho más que todos los diamantes.
Gracias especiales a María por hacerme ver la calidad intrínseca de la palabra di-amante.
María Rosa León

12.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Depende cómo le vaya a cada uno con los diamantes o con el amor. Yo, si mal no recuerdo, jamás en mi vida vi un diamante salvo en las películas y ahora en la foto de Gus. Sé que son muy valiosos, sí, pero no tienen nada que ver con mi vida. En cambio, el amor fue dos veces fugaz en mi vida y prolongado y brillante el tercero. Pero ésto es un comentario a partir de tu poema, querida, María Rosa. Estas consideraciones no sirven a la hora del estricto comentario acerca de tu precioso poema porque el diamante y el amor son símbolos usados por vos para decir que el amor se deteriora y desaparece demasiado a menudo y que, en cambio, el diamante es de una belleza y valor mucho más duraderos. Gracias y un beso diamantino.

Jorge Luis Estrella

12.3.11  
Anonymous Anónimo said...

María Rosa
En la brevedad pudiste establecer la comparación más acertada y bella.
Te felicito con toda el alma.
Susana Giraudo

13.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Mil gracias María Chapp, Liliana Lapadula, Montse, Lily Chavez, María Silvia, Alicia Márquez, Rosa Lía, DaVID Sorbille, María Silvia,
David Rosales y a todos los que me brindaron esos otros diamantes, los del afecto, que valen infinitamente más.
Un beso grande para todos
María Rosa León

13.3.11  
Anonymous eduardo.s.chaves@gmail.com said...

María Rosa
gracias por un texto que brilla como un diamante y señala que el amor es un sueño de los sentidos, sin embargo, a pesar de tus palabras, el amor persiste en ser un diamante fugaz. Me encantó. Eduardo Chaves

14.3.11  
Blogger Tony said...

Muy bello María Rosa, muy definitorio. Un beso. Antonio.

14.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Muy bien expresadas las diferencias, querida María Rosa, aunque a veces, el amor alcanza y aún sobrepasa, la estatura y el brillo del diamante. Felicitaciones!
Un gran abrazo

Elisa Dejistani

14.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Ay, María Rosa. Me dolió.
Abrazo
Alicia Perrig

14.3.11  
Anonymous Anónimo said...

¡Gracias, Elisa, Tony, Eduardo, Alicia Perrig (no lo tomes al pie de la letra que es una de mis humoradas), Susana Giraudo y Jorge Luis Estrella, que como buena estrella brilla más que todos los diamantes!
Gracias a todos que no tienen nada que envidiar al mejor diamante.
Besos mil
María Rosa León

14.3.11  
Anonymous Anónimo said...

M. Rosa:
Difícil elección te has planteado, en ese destino enorme de la fugacidad o la eternidad.Amorfugaz o amor eterno, "id est questio".
Sludos, Camilo

15.3.11  
Anonymous Anónimo said...

¡Graciaqs, Camilo, por el afecto y sensatez de tus palabras!
Un gran abrazo
María Rosa León

16.3.11  
Blogger Leonor Mauvecin said...

Un pequeño diamante tu poema. Un abrazo

18.3.11  
Anonymous Anónimo said...

¡Mil gracias, Leonor!
Un gran diamante tu afecto.
Besos
María Rosa León

18.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Hola María Rosa. Asombra la contundencia de la resolución. Ayuda a reflexionar acerca de lo bajo que cotiza el amor. Jeje... Está muy bien expresada la sentencia. Gracias por compartir este poema. Te abrazo, Norma Segades

19.3.11  
Anonymous Anónimo said...

¡Gracias, Morma, por tu tiempo de leerme y por el afecto de tus palabras!
Un beso grande
María Rosa León

19.3.11  
Anonymous Anónimo said...

me encantó! tan elocuente y contundente, tan de haber dejado la certeza que es así... vivan los diamantes!
un beso enorme, francisco

25.3.11  
Anonymous Anónimo said...

¡Mil gracias Francisco por tu tiempo de leerme y comentarme y fundamentalmente por el afecto de tus palabras, que vale mucho más que todos los diamantes.
Besos
María Rosa

25.3.11  
Anonymous Nilda Barba said...

Hermoso poema,querida María Rosa. Pregunto:¿por qué no el amor y el diamante?. ¿Por qué tendría que ser excluyente?. Ups...
Besito.

26.3.11  
Anonymous Anónimo said...

¡Qué genial, Nilda! ¿Cómo no se me ocurrió antes?
Te agradezco la sugerencia y más te agradezco tu afecto que sí vale mucho más que todos los diamantes
Un beso grande
María Rosa León

29.3.11  

Publicar un comentario

<< Home