13.5.11

Poema de Amalia Mercedes Abaria


EL HORIZONTE

Allí, en ese abismo de la pampa
o del mar o del desierto,
en ese abismo donde los ojos caen
y no hay nadie, nadie

En la hendidura del cielo
donde vuelas hacia esa línea dura
mientras el sol avanza y ya no puedes ver

Quieres lanzar tu corazón hacia la luz
sacarlo de tu cuerpo
y hacer como los pájaros
que huyen a la orilla del mundo
y no regresan.

Qué, quién
más allá de la frontera infinita…

Es el hechizo de esa línea
que te mantiene así,
puedes irte pero te quedas
puedes desaparecer
pero permaneces mirando ese final
lejos…

Cuántas veces
en la frontera inmóvil
vuelan capas de ángeles
y los caballos levantan sus cabezas
y en el cielo corren, corren………….

Allí también vieron su sombra negra
aquéllos, antes de la batalla
con el recuerdo de esos días felices,
.................................... casi olvidados

con una tierra, árboles, hogar,
......................................... casi perdidos.

Horizonte, horizonte.…

dueño de nuestros pensamientos, nuestras derrotas

nuestros sueños

Quizás alguien vislumbre desde ese punto,
nuestra frágil plataforma de hombre que mira

Y decimos entonces
que sólo existe esa línea pura,
perfecta, silenciosa.


© Amalia Mercedes Abaria

15 Comments:

Blogger Nerina Thomas said...

Gran observación, detenida, profunda y cierta.
Felicitaciones.
Bella manera de ver.
un abrazooooooooooo

13.5.11  
Anonymous milagros rodriguez said...

Me uno a Nerina en su acertada opinión Un abrazo

13.5.11  
Anonymous betty badaui said...

Reflexiones precisas en un bello poema, un abrazo
Betty

13.5.11  
Blogger LIDIA CARRIZO said...

poder llegar a vislumbrar el horizonte de los que han partido, el horizonte del que nadie ha regresado más que en supuestos y enmarañados recuerdos que llenos de fugaces pasados en que encuentras esa linea donde pueder lograr un infinito me ha llenado de imágenes que vuelven y atraviesan recuerdos posibles.
gracias por compartir este poema.
Lidiacc.

14.5.11  
Anonymous Anónimo said...

Me encantó este poema, Amalia, y me llevó de nuevo a la pampa húmeda de mi infancia y ese sentimiento tan difícil de expresar pero que vos describís maravillosamnete bien. Un fuerte abrazo.

Jorge Luis Estrella

15.5.11  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Gran poema, Amalia. Un abrazo

15.5.11  
Anonymous Anónimo said...

Gracias Gustavo, Jorge, David, amigos!!!
Abrazos

15.5.11  
Blogger Mariano said...

Un poema de una delicadeza infinita, que conmueve en cada verso.

Te mando un gran cariño.

Mariano Shifman

16.5.11  
Anonymous Anónimo said...

Un poema que sugiere diversas lecturas, con imágenes de gran delicadeza, te felicito!
un abrazo

Elisa Dejistani

17.5.11  
Blogger David said...

Estamos en el medio de la línea, y nada hay que nos separe.
Abrazos
David Rosales

19.5.11  
Anonymous Anónimo said...

Amalia: Una reflexion profunda y certera sobre el horizonte, limite de tiempo y espacio, me dejas pensando sobre eso de poderte ir y preferir quedarte, mirando esa linea. Me encanta lcomo tratas "esta linea".

Un abrazo

Carmen Amato

19.5.11  
Blogger galáctica said...

La infinita magia del horizonte se acopla en este poema con la historia de nuestro país y con el aura de las regiones espirituales, en una logradísima visión de lejanía, una catarata de luz , que nos regalás , querida Amalia , en este poema. Saludos poéticos Irene Marks

22.5.11  
Anonymous Anónimo said...

Querida Amalia, profundo trabajo sobre el horizonte, sobre la plataforma desde la que cada uno mira y percibe y conoce y amplía su visión...y cada uno atisba una tonalidad,un perfume del bosque intuido... no saques el corazón de tu cuerpo...hacelo crecer más y más aunque a veces duela,que la luz a través de él resuene en tu poesía como ahora, Besotes, María Chapp

24.5.11  
Anonymous Anónimo said...

Gracias querida Irene, María, amigos!! abrazos

Amalia M. Abaria

25.5.11  
Blogger Benjamin Mejias Caris said...

Donde no todos llegan, donde su mirada se presiente libre...
Felicitaciones Amalia.

6.6.11  

Publicar un comentario

<< Home