10.5.11

Poema de Verónica Peñaloza



Las cosas que me dan vergüenza contarle a mi terapeuta

Estudié dos años para contadora.
Una vez soñé que era católica.
Si no mate a nadie
no fue por falta de ganas.
Nunca pude completar
un crucigrama entero.
Lloré con King Kong.
No sé argumentar
ni hacer una tortilla que no se desarme.
Tengo un cd de Ricardo Montaner.
El cuco vive en el segundo cajón de mi casa.
Me enfurece que cuando barro
alguien me ayude con la palita.
Puedo firmar
pero en “ aclaración” nunca se qué poner.
No sé qué meses tienen treinta días
y cuáles treinta y uno.
Nunca pude aprender las técnicas para saberlo.
Nunca pude aprender técnicas.
Perdí la pintura
con la que se delimitan las relaciones.
De lejos me confundo amor con acidez,
de cerca, también.
No como perdices
un poco porque soy vegetariana,
otro poco porque me dan miedo los finales
aunque sean felices.

© Verónica Peñaloza

21 Comments:

Blogger Gustavo Tisocco said...

Hola Vero Bienvenida a este sitio que pretende difundir a poetas contemporáneos.
Mes a mes serás publicada.

Pido sí a todos los integrantes que comenten a otros poetas, al menos los que te gusten.

Saludos, Gus.

10.5.11  
Blogger Mónica Angelino said...

VERO!!! QUÉ GUSTO TENERTE EN ESTA CASA DE GUS QUE NOS HABRE A TODOS!

!FELIZ
YO!

BESOSSSSSSS

10.5.11  
Anonymous Verónica Peñaloza said...

Gracias por la invitación a la casa, ya comentaré y me haré amiga de los habitantes . Un placer ser parte de este sitio. Yo también feliz!!
Abrazos

10.5.11  
Blogger La Flor Silvestre said...

muy original...hermozo

10.5.11  
Blogger L said...

Muy bueno por vos Vero! Bienvenida... un abrazo gigante!

10.5.11  
Blogger Antonio Macera said...

Verónica:
Una reflexión tremenda dentro de un hermoso poema.
Creo a todos de una u otra forma nos a pasado lo mismo: tener miedo a un millón de cosas, intentar superarlas, a veces, fracasar, otras veces superarlo; pero siempre atentos y dispuesto a reintentar resolver esas dudas.
Saludos

10.5.11  
Anonymous Anónimo said...

Vero:
No sabía nada.Me estaré volviendo adivina? Te acordás que en R.D.VOCES 2011 te dije a ver cuando nos vemos en algún blog?

Buenísimo texto!!!
Bienvenida!!!

Tere Vaccaro.

10.5.11  
Anonymous Anónimo said...

me encanta tu propia descripción: me encuentro en varias cosas. susana zazzetti.

11.5.11  
Anonymous Anónimo said...

¡Hermoso tu poema, Verónica!
Felicitaciones y un beso de bienvenida
María Rosa León (Yo también le temo a los finales)

11.5.11  
Anonymous Anónimo said...

bienvenida a este espacio de libertad y poesia, juntas, volaremos juntas....inventandonos finales sean como sean, borrando los miedos que parecen montañas y seran apenas un cascotito!!!!

feliz de compartirte aca tmb vero!!!

fabiposse

11.5.11  
Anonymous Anónimo said...

Maravilloso, Vero!
Me encanta leerte también aquí.
Un beso enorme,

Alicia Márquez

11.5.11  
Anonymous Anónimo said...

Hola Preciosa, mientras leo tu poema, tengo entre ceja y ceja tu cara dicharachera, tu sonrisa amplia , sin embargo, en el poema muchas cosas no son bromas, dispara la sonrisa a esconderse entre los árboles. Bravo!

Lily Chavez

13.5.11  
Blogger Nerina Thomas said...

Felicitaciones, gran tema que invitó a desnudaras tus secuencias simples y auténticas.
Felicitaciones.
Bienvenida...has llegado a un espacio donde la palabra no se esconde ni se guarda, se comparte.
Un cariño

13.5.11  
Blogger vasco uribe said...

No pudiste contarle a tu terapeuta lo mejor de vos: tus maravillas interiores, tu poesía. No vayas más y seguí escribiendo...

13.5.11  
Anonymous Anónimo said...

Un poema que atrapa por su autenticidad, despojado de todo giro, de toda vuelta. Directo, conciso, fiel a esa cotidianidad que a veces, no nos deja ver lo que sí sabemos.
El final remata categóricamente. Gracias por compartirlo y bienvenida.
Liliana Lapadula

14.5.11  
Blogger claudia tejeda said...

ay Vero, nunca pierdas esa espontaneidad que te hace única en todo sentido.
Qué lindo cruzarte por acá.
Abrazos

14.5.11  
Blogger José Manuel said...

¡Ah...! Me encanta este poema de deliciosas ironías...

José Manuel Solá
[Puerto Rico]

14.5.11  
Anonymous Anónimo said...

Verónica, es un gusto encontrarte en este blog, así como también lo fue oir este poema en tu propia voz. Me agrada la frescura de tu poesía.
Un abrazo,
Juany Rojas

15.5.11  
Anonymous Anónimo said...

muy estimulante ya que me contagió entusiasmo el vuelo de la perdiz y su silbido salen de un absoluto imprevisto, gracias, saludos fraternos

18.5.11  
Blogger Máximo Ballester said...

Este poema me encanta. Y me encanta escuchártelo decir. Estás llena de frescura. Besos.

25.5.11  
Anonymous Roxana Palacios said...

a mí también!!; besos, hermosa, Ro

31.5.11  

Publicar un comentario

<< Home