20.5.11

Prosa de Cristian Gentile


Como lo juran mis poemas

No soy nada ni soy nadie sin tu silencio en mis venas.

Te miro mientras lees en voz baja los versos que robaste de otros labios. Siento que mudaste de manos cada uno de tus pétalos, sufro al mundo anclado en mi pecho y a aquel barco hundido en la penumbra de mi coraje.
Y qué lejana suena tu voz, la que alguna vez se escondió en mi armario, mientras una simple gota de rocío se disfrazaba de viernes.
Ya salió el último tren que cargaba con tantas poesías de nadie.
Ahora el llanto es de la lámpara que no olvida tus noches.
Y de ese espejo que una mañana estrenó tu vestido.
¿Estoy tan loco como lo juran mis poemas?
¿Es mi culpa querer besar esos días y querer beberme el hielo de esa última copa?
¿Por qué mueren los colores en aquel cuadro y siento al mar ponerse de rodillas?
Solo me queda un poco de tu aire en esta habitación.
¿Moriré si no te respiro?
Vuelve tu rostro a ocupar el viejo portaretrato, con esa sonrisa que un espejismo me trae, en sus memorias de ayer.

© Cristian Gentile

7 Comments:

Anonymous Anónimo said...

¿moriré si no leo estos poemas?
no es bueno morir sin leeerlos.
saludos
Anahí Duzevich Bezoz

21.5.11  
Blogger Susana Lizzi said...

"¿Moriré si no te respiro?" me pareció muy significativo. Abrazo. Sú

21.5.11  
Anonymous Anónimo said...

Estoy de acuerdo con Susana, Moriré si no te respiro? es un grandioso verso!!! Un beso, Cristian!!! María Chapp

22.5.11  
Anonymous Anónimo said...

Muchas gracias por comentar mi poema. Muchos saludos y éxitos.

Cristian Gentile

23.5.11  
Blogger Elisabet Cincotta said...

El recuerdo que permanece y quiere ser realidad, bello

abrazos
Elisabet

23.5.11  
Blogger Cris Chaca said...

Muy, muy hermoso poema!!
Hay unos versos que me gustaron muy, muy especialmente, y son estos:
" ...Y qué lejana suena tu voz, la que alguna vez se escondió en mi armario, mientras una simple gota de rocío se disfrazaba de viernes..."
De viernes ( mágico día para mi gusto)... ¡ me encantó!

Un abrazo
Cris

23.5.11  
Blogger Máximo Ballester said...

"Siento al mar ponerse de rodillas", qué bello. Simone Weil decía que el mar era su confesor. Me acordé de esa frase. Muy buen poema, Cristian. Saludos.

25.5.11  

Publicar un comentario

<< Home