5.2.10

Poema de Claudia Isabel Lonfat


Fotografía

Ella sonríe
Todavía quedan restos
de su antigua inocencia
Quizás
en esa manera
espontánea/ casual
que tiene el pelo
al volarse
frente a una brisa inesperada.
O tal vez
es su sonrisa perlada
provocadora de incendios
la misma que transpone
el leve rubor salvaje
de sus mejillas.
Ella sonríe
nada es
lo que parece ser
Se abolió la crueldad virgen
en un rictus/
un movimiento imperceptible
del pelo al viento
en el instante eterno de la foto.


© Claudia Isabel Lonfat
Foto enviada por la autora

34 Comments:

Blogger Adriana said...

Muy bello, Claudia, y enigmático. Me gustó mucho lo de la "sonrisa perlada", que remoza la antigua metáfora de los dientes-perlas. Un beso. Adriana Maggio

5.2.10  
Anonymous Anónimo said...

La foto puede captar un movimiento imperceptible y hacerlo eterno. Bellísima imagen de la necesidad humana o, al menos, de los poetas de perpetuar el instante, de hacerlo nuestro y compartirlo. Gracias, querida Claudia.

5.2.10  
Blogger Juan Carrizo said...

Magnifico poema Isabel eres una gran poeta,tienes en cuenta detalles que al lector lo dejan prendido

5.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Claudia,
bellísimo poema, con un cierre estupendo. Un placer leerte.
abrazos

Elisa Dejistani

5.2.10  
Anonymous Anónimo said...

hermoso poema, hermoso instante captado por la poesía.
Itzela

5.2.10  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Excelente poema, Claudia. Una maravilla de composición.

5.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Es verdad que las fotos eternizan épocas y actitudes.
Me gustó mucho Claudia

Alicia Borgogno

5.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Muy buen poema. Una fotografía.
Abrazos
Alicia Perrig

5.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Claudia:Que buen principio,siempre quedan restos de la inocencia.La brisa dibuja en tu poema el bello y contradictorio momento donde en el incendio de la carne nace una nueva busqueda.
Leonardo Herrmann

6.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Hola Claudia,si bien imaginé otra foto para el poema, me fui dejando llevar; tus palabras le dieron forma y la imaginación el resto,de pronto senti el placer, de revelar yo misma la fotografía.Muy lindo poema. Un abrazo.


Lily Chavez

6.2.10  
Blogger Eduardo said...

Claudia
atrapado en tu poema que alcanza el instante de la fotografía, eso que queda inmóvil y lleno de sugerencias más allá del tiempo.
Me encantó. Eduardo Chaves

7.2.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Adriana, anónimo, Juan, Elisa D., Itzela, David, Alicia P., Alicia B., Leonardo, Lily, Eduardo; muchísimas gracias a todos por leer y comentar!
Abrazos

7.2.10  
Blogger Elisabet Cincotta said...

Una foto eterniza un instante, que ya nunca más será. Me queda un gustito amargo y un sentimiento a pérdida.

abrazos
Elisabet

7.2.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Si Elisabet; siento igual...
Abrazos

7.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Claudia,
Senti el viento en el cabello, la pureza siempre eterna que nos dejan poemas como el tuyo,
gracias por compartirlo,
Montse Bertrán

8.2.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Montse, gracias a vos!
Un abrazo

8.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Claudia, una hermosa instantanea, me gusto mucho!, C. Carbone

10.2.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Carlos, muchas gracias.
Un abrazo

10.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Los grandes poemas y los grandes poetas manejan eso, un simple instante de un vuelo de cabello, de una sonrisa, o una foto, genial, felicitacones
Juan Lucas Andrin

11.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Claudia,una fotografía con palabras que revela más allá de lo que dice lo escrito,hace imaginar el drama de la protagonista.
Juany Rojas

11.2.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Juan Lucas, muchas gracias!
Un abrazo

11.2.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Juany, siempre entre lineas se puede leer más allá :)
Gracias, un abrazo

11.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Claudia: Yo soy el anónimo que se olvidó de poner que era

Jorge Luis Estrella

13.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Claudia: mirada detenida, profunda y cálida para convertir en una fotografía poética... una foto.
Me encantó!
Un beso enorme.
Mirna Celis.

15.2.10  
Blogger galáctica said...

Claudia: Este poema unido a la foto que enviaste entra en terrenos terribles y a la vez eterniza la infancia en su inconsciente crueldad, su inocencia conmovedora y la forma en que se la destroza. El cabello que flota en la brisa detiene el instante y nos trae la sonrisa , el movimiento inquieto de la energía infantil. Mucha sugerencia y misterio en tu poema, en el que hay istintos planos de lectura.Saludos Irene Marks

17.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Claudia, tu poema es enigmático y también sutil,y estremece el dolor, la crueldad...un beso, María Chapp

18.2.10  
Blogger Isa said...

Claudia, ha sido un gusto adentrarse en tu poema con ese etéreo hálito pizarnikiano que parece acompañarlo. Queda un abrazo y la huella de la visita, Isabel

20.2.10  
Blogger Leo Mercado said...

De acá te tenía, ja. Besos.

24.2.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Mirna, que bueno que te haya encantado! :), muchas gracias

2.3.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Jorge (ex anónimo), muchas gracias :)

2.3.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Irene, es cierto; hay varios planos de lectura... Muchas gracias!
Un abrazo

2.3.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

María, mil gracias!
Un abrazo

2.3.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Leo, ahhhh, viste! que bueno!!!
Besos

2.3.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Isa, gracias por dejar tu huella; un placer!

2.3.10  

Publicar un comentario

<< Home