9.2.10

Poema de Cristian Gentile



Inmortales

Nos detuvimos por unos instantes
para intentar ser eternos.
Pero aquella extraña noche sobre la bahía
nos halló más mortales aún.
Habíamos decidido vivir por siempre
cansados de perdernos en la inquietud de los relojes.
Es que se me escaparon ya tantos veranos en tus ojos.
Y se perdieron las luciérnagas que nos llamaban desde el cielo.
Todavía mi rostro padecía el eco de tu sombra y las horas inauguraban sueños de olvido.
No me guardo otra cosa que tu sigilo de madrugada volviendo arena mi tiempo.


© Cristian Gentile

4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Cristian me gusto mucho esto. El pensar en la inmortalidad de un momento y darse cuenta que el tiempo no es un tipo que crece en vano, es muy fuerte. Un abrazo.

Lily Chavez

9.2.10  
Blogger RICARDO JUAN BENITEZ said...

Cristian me encantó, ese juego entre el tiempo, el amor, el desamor y la dulce nostalgia. Gracias.

10.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Hola, muchas gracias por los comentarios.
saludos cordiales
y muchos éxitos
Cristian Gentile

12.2.10  
Blogger jonatan marquez said...

Hermoso Cristian! Esa dulzura constante en tu palabra. Escribir con el tiempo hecho arena. Amigo, te mando un abrazo gigante.

26.2.10  

Publicar un comentario

<< Home