9.2.10

Prosa de Elisabet Cincotta


EPÍSTOLA II

"desierto inerme que sólo busca una tumba como el errante."
Liliana Varela

Tierra de tiempos, 3 de enero de 2010

Y eras el errante, ¿en busca de qué? Sí, quizás la lápida que te nombre, por eso la vida-orgía, el derrame de placeres, el juego, la mentira del amor.
Recibí tu carta, no me perdonás haberme alejado. Claro, tu orgullo herido hace que retengas los tiempos de amalgamas. Nunca te contesté. Hoy decido escribirte desde este Buenos Aires gris y húmedo. Pego la nariz a la ventana, mi aliento la empaña, escribo tu nombre y te digo adiós, mientras el Obelisco me devuelve un mundo malabarista que se despliega, en cada semáforo, pidiendo una moneda por la payasada que la vida le ofrece, ellos: los hombres-calle, los niños-lluvia.
¿Te vas?- me preguntaste en tu mal habido castellano y tu insuficiente amor... el mío también. No nos retuvimos, no nos seguimos, fuimos nombres en memoria.
Vuelvo a la hoja-vidrio, redondeo el adiós con trazo firme y redondilla.
Ves- te digo- allí viene él con su boina anárquica, su jean desgastado, la lluvia lo moja. Él es feliz resguardando su libro de Juarroz, leerá poesía, cebará mates lavados, y desde algún oculto abrazo me coronará con un jazmín, robado quién sabe dónde. Luego haremos el amor con ritmo de gota, con pausa de escampe y ruido de trueno.
Desde esta tierra de tiempos te abrazo por última vez, soplo tu nombre hacia el reflejo que la calle enciende con la lluvia. Mañana saldrá el sol y ya no existirán ni nombre ni reflejo. El amor hará perder algún vestigio de recuerdo en la memoria del olvido.
Mi desierto ha florecido.

........................ Yo, la que bendice al amor

© Elisabet Cincotta

36 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Con sólo ese verso final el poema vale la pena. Con saber que el desierto ha florecido...
Un abrazo Eli querida.

Lily Chavez

9.2.10  
Blogger Maria Fischinger said...

Elisa
Una misiva de despedia excelente.
Maria

9.2.10  
Blogger deliteraturayalgomas-2 said...

Elisabet, saboreé cada frase y no obstante hallar tristeza disfruté la palabra y sus enlaces, hermoso texto.
Un gran abrazo
Betty

9.2.10  
Blogger CANTACLARO said...

Elisa, tu escitura siempre bella, prfunda, en verso o en prosa.

besos,

Ana Lucia

.

9.2.10  
Blogger Silvia Loustau said...

Es un placer seguir tu senda de poemas.
Un abrazo,

Silvia Loustau

9.2.10  
Blogger Elisabet Cincotta said...

Gracias Gus por esa imagen perfecta.
Gracias Lily, maría, Analú,Betty por los comentarios
besos
Elisabet

9.2.10  
Blogger Taleph said...

Que emoción que se hayan generado estas palabras tan bellas a partir de una frase modesta como la mía. Un besote gigante "Cincotta"
Lili

9.2.10  
Anonymous Anónimo said...

elizabet, bellas palabras para ser leidas varias veces y poder saborear la calidad de la escritora

un abrazo

maria elena tolosa

10.2.10  
Blogger Mónica Angelino said...

Mi desierto ha florecido

Excelente imagen!

Florecer desde el vacío para llenar los vacíos y amar.

10.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Yo, la que bendice el amor ... más allá de todo...
Leerte es un placer!!
Kumelén

10.2.10  
Anonymous beatriz martinelli said...

una triste despedida, tan rápida como que el sol la borra. Muy buena prosa, triste y dura

10.2.10  
Blogger RICARDO JUAN BENITEZ said...

Elisabet, sorprendente prosa poética, algo bastante diferente de tus poesías, pero con igual talento.

10.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Liliana Varela, Elisabet Cncotta, creo que a estas mujeres las conozco. El texto se interna por un pasisaje que, tiene razón Ricardo, no es, Elisa, el que normalmente ofrecés. Mezcla lo particular porteño con lo general del amor y esa frase final que, sí, es antológica. Claro, después de todo es una carta. Una maravillosa carta de despedida.
Gracias por compartir talento en ese mágico fogón que es este blog.

Jorge Luis Estrella

10.2.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Un gusto leerte.
un cariño

10.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Eli,me pareció novedoso escribir un poema en estilo espistolar y me gustó esa sobreposición de planos entre lo personal emocional y lo urbano de la gran ciudad.
Un abrazo, Juany Rojas

11.2.10  
Blogger julia del prado morales said...

Ah amiga, cuan bella y dolorosa prosa, las despedidas son valiosas y valerosas y tu lo reflejas finamente, besos Julia

11.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Eli:
Muy bien, es muy bonito.
Me basta saber que el desierto ha florecido y que florecen tus versos preciosos.
Saludos, Camilo

11.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Qué grato y bello es leerte Elisabet! Este texto me ha conmovido pero también me ha deleitado, como todo lo tuyo. Gracias por tu comentario en mi poema.
un beso y que todo ande bien,
Alberto

11.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Por qué el amor y la tristeza deben ir siempre juntos? Duele, duele todo el texto. Sólo al final, las flores del desierto encienden la esperanza.
Muy hermoso, muy hermoso !
Celina Vautier

12.2.10  
Anonymous Anónimo said...

esa es tu pluma^^^ innegable^ buhami^^^
m.e.

12.2.10  
Blogger ALICIA CORA said...

Un gusto como siempre leerte Elisabet, ya sea en verso o en prosa siempre resulta un placer. Besos y felicitaciones, Alicia Cora.

12.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Me encantó que floreciera tu desierto.
Qué bello, Eli

Alicia Borgogno

13.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Ese amor-tormenta quedará en mi recuerdo.
Gracias
Abrazos
Alicia Perrig

14.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Hermosa prosa
bella y triste despedida
placer leerte Eli
desde graciela abrazo

15.2.10  
Blogger Eduardo said...

Elisabet
tu texto es un remolino de sensaciones que van desde el dolor de la soledad hasta el recuerdo del pasado que ha dejado huellas en el alma. Me encantó y me conmovió profundamente. Felicitaciones. Eduardo Chaves

17.2.10  
Blogger Máximo Ballester said...

Un poema con una hermosa historia, querida Elisabet!
Besos.

17.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Me encanta leerte.

Todo lo demás que pueda decir está de más.

Un abrazo,

Alicia Márquez

18.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Eli: simplemente sublime!! qué buen sonido tienen esas imágenes, estallan las descripciones y la contundencia las viste. Un placer leerte!!
Un beso enorme.
Mirna Celis.

18.2.10  
Blogger Versos complicados said...

Me encanta cómo encaras este reto para ti epistolar. Una carta maravillosa, donde cada frase es un poema, toda ella una prosa para leer y releer y guardar y guardar.
Grato recoger esta misiva y haberla leído de soslayo a su destinatario.

Besos amiga,
Migdalia

18.2.10  
Blogger Tony said...

En la brillantez de la palabra de esta prosa poética, están el dolor y la nueva esperanza. Tu mano siempre crea, ¡si has podido florecer un desierto! Un abrazo. Antonio.

19.2.10  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Un poema impresionante. Me encantó, Elisabet. Un abrazo.

22.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Una cronica deseperada del abandono,escrita con pasion,desde el umbral abierto que deja la partida..Saludos.Leonardo Herrmann

23.2.10  
Anonymous Anónimo said...

madura el fruto en tu palabra^ buhami^^^
búhamente^^^
m.e.

23.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Qué despedida, con qué determinación y con qué tristeza ! Y esa frase final, qué maravilla... Qué hermoso ese desierto tuyo, florecido...
Celina Vautier

24.2.10  
Blogger Juan Ricardo Sagardía said...

Elisa:
Un poema, que mas que poema es una gloria salida de tu mano, sigo aprendiendo de ti.


SANTOAMOR

25.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Qué belleza, amiga!!!!! una felicidad leerte, abrazos, María Chapp

25.2.10  

Publicar un comentario

<< Home