19.3.10

Poema de Juan Hurtado



Ese instante anterior al no saber,
el minuto cero de soledad,
cuando en la noche
se consume el cigarro,
la lluvia tintinea sobre el tejado rojo crudeza,
y está escrito tu nombre en la ventana,
tachado tu nombre,
sólo tu nombre tachado en la ventana,
y la cuenta de los días
en un calendario
convocando a la muerte.


© Juan Hurtado

21 Comments:

Blogger Gustavo Tisocco said...

Bienvenido Juan a este sitio que pretende difundir a poetas contemporaneos, mes a mes serás publicado.
Espero puedas comentar a otros poetas, esto hace que el sitio se mantenga vigente y activo.
Saludos, Gus.

19.3.10  
Anonymous Anónimo said...

bienvenido, crudo pero interesante poema, gustavo como siempre impecable con las fotografias
saludos
patricia corrales

19.3.10  
Blogger Emily said...

Juan, un poema conmovedor, breve, contundente. Te felicito

Emilce Strucchi

19.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Cuando terminé de leerlo tuve que hacer girar la silla, respirar hondo y empezar de nuevo. Excelente!
Valiosa incorporación, querido Gus.
Bienvenido, Juan. Que sea por muchos más.
Abrazos
Alicia Perrig

19.3.10  
Blogger deliteraturayalgomas-2 said...

Bienvenido Juan, es un gusto leer un poema que se recrea con imágenes que se ven, se sienten del lado del lector; la soledad y la nostalgia son temas que requieren garra para tocarlos y acá se halla.
Va el abrazo rosarino
Betty Badaui

19.3.10  
Blogger Maria Fischinger said...

Juan
Este poema de despedida y soledad
es el primero que leo de tu cosecha.
Aplausos!!
Maria

19.3.10  
Blogger Fanny said...

Qué hacer para amparar a este poema- para ampararte-

Sensiblemente, Fanny

19.3.10  
Blogger Juan Hurtado said...

Muchas gracias a todos, así también gracias a Gustavo que tuvo la amabilidad de publicar este poema.
Acepto las bienvenidas, así que estaremos por aquí dando opiniones, de eso se forma también un poeta: CRITICA, LECTURA y ESCRITURA.
Un saludo.

19.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Esos instantes de soledad, expresados en tu excelente poema, Juan.
Felicitaciones y un gran abrazo de bienvenida
María Rosa León

19.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Bienvenido Juan en primer lugar, a la casa de los poetas contemporáneos y la verdad que me gustó mucho este poema tuya, mucho. Felicitaciones

Lily Chavez

20.3.10  
Blogger Patricia said...

Cuando la angustia se cuenta por ausencia, todos hemos sentido lo que narrás. Breve, preciso, con un bue manejo de la palabra, evitando lo superfluo.
Un abrazo desde Salta y bienvenido

20.3.10  
Blogger Patricia said...

(En realidad es mío, lo hice desde el fb de mi mujer, por error)
Cuando la angustia se cuenta por ausencia, todos hemos sentido lo que narrás. Breve, preciso, con un bue manejo de la palabra, evitando lo superfluo.
Un abrazo desde Salta y bienvenido

21.3.10  
Blogger Mario Alberto Manuel Vázquez said...

(En realidad el comentario lo hice yo pero desde la cuenta de mi mujer. Un abrazo desde Salta y perdón por la reiteración del error).
Cuando la angustia se cuenta por ausencia, todos hemos sentido lo que narrás. Breve, preciso, con un bue manejo de la palabra, evitando lo superfluo.
Un abrazo desde Salta y bienvenido

21.3.10  
Blogger Merche Monroy Fernandez said...

Puntual, punzante y magistral. A veces no hacen falta mas versos que los precisos. Mi enhorabuena más sincera.

21.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Juan...Muy bueno y también muy fuerte este poema.
Bienvenido al blog de Gustavo.

Alicia Borgogno

23.3.10  
Blogger Máximo Ballester said...

Minuto cero de soledad y desgarro. Tristeza profunda en este buen poema.
Saludos!

23.3.10  
Blogger Leonor Mauvecin said...

Fuerte y dolorido , qué pocas palabras para decirlo todo. La ausencia escrita en esa ventana donde la soledad del hombre se revela Excelente.
Bien venido ...un abrazo desde Córdoba Leonor

24.3.10  
Blogger galáctica said...

Mucha fuerza en este poema, donde las acciones nos llenan de esa angustia en que se detiene el tiempo ("instante anterior al no saber"). "el tejado rojo crudeza" acompaña en este duro momento donde se nos anuda el estómago ante la pérdida. Muy logrado Irene Marks

25.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Es un poema que habla de una soledad, que en realidad son las innumerables soledades afines a tantos hombres.
Tiene ternura, dolor, lo necesario como para delinear el momento de soledad.
Si me permitís, la primera linea no le agrega nada, podría ser igual de bello sin ese primer verso. Y la palabra "crudeza" , un adjetivo que el rojo no necesita.El rojo es pasión, dolor, herida y sospecha de tantas y tantas cosas sugerentes , que un adjetivo le resulta innecesario.
Bienvenido entre nosotros y felicitaciones por este hermoso poema.

Y una vez más ¡Gracias Gus por hacernos conocer poetas nuevos!

Susana Giraudo

26.3.10  
Blogger Elisabet Cincotta said...

Un poema que describe la soledad, bello

Bienvenido a este espacio tan preciado.
Elisabet

26.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Me encantó este poema porque, con un depurado estilo, me llegó a la sensibilidad más profunda.
Bienvenido, Juan, con tu poesía, tu crítica y tu lectura.
Un abrazo.

Jorge Luis Estrella

28.3.10  

Publicar un comentario

<< Home