6.8.10

Poema de Emmanuel Cassanese


VOLVIÓ

Me abrazó en mis piedras insolubles.

Tomamos el té.
Escuché su paciencia.

Sobre su regazo pulsó el kantele
que del poema épico finlandés se hizo instrumento.
Sonó en fa el bizcochuelo
en re la cafetera
y en sol el sol que traspasaba la ventana.

Atronó la tarde.

Desprevenida le mordí
con ternura
con locura
............ sus nalgas.

Le hablé del tema triste.

Volvió.
Como cascotes de primavera.
Ella, volvió.

La poesía.

© Emmanuel Cassanese
Foto enviada por el autor del poema

15 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Buenísimo Emmanuel y quiero felicitarte por lo mucho que me llegaste con tu poesía en el encuentro del martes. Siento un gran disfrute ante esta generación joven que tira la poesía al suelo y cuando la tiene allí, la hace vibrar con la pasión de un beso. Y digo esto, recordando ese bellísimo poema de Jorge Boccanera que dice: "Bésale las piernas a la poesía, aunque diga que no / que aquí nos pueden ver./ besale las palabras hurga su lengua / hasta que abra los brazos y diga ¡Santo Dios! (no recuerdo como sigue) pero es impresionante. Un abrazo.

Lily Chavez

6.8.10  
Blogger Elisabet Cincotta said...

Muy buen poema. Tanto y tanto uno se siente allí.
Como siempre que te escucho o leo, el martes tu poesía me llegó.

besos
Elisabet

6.8.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Muy bueno!
Un placer para los sentidos!

6.8.10  
Anonymous Anónimo said...

No te imaginás, Emmanuel, la alegría que me dan tu poemas y el reconocimiento que la gente tiene hacia ellos. Te conocí de pichón y es, para mí, un disfrute total ver como volás tan alto y como la poesía siempre vuelve a vos. El placer del martes 3 compartiendo esos momentos con vos y los otros amigos no se borrará jamás de mi memoria.

Jorge Luis Estrella

7.8.10  
Anonymous Anónimo said...

uuu este poema se deja comer como ese biscochuelo, muy lindo!

me gusto lo q leiste en el dorado pero no llegamos a conocernos, seguro la proxima,te felicito

fabiposse

7.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Qué bien me hace leerte! Y hace mucho que no lo hacía.

Un abrazo,

Alicia Márquez

8.8.10  
Blogger Mónica Angelino said...

Me gustó mucho escucharte el 3 y también leerte ahora.

Besosssssss

8.8.10  
Blogger RICARDO JUAN BENITEZ said...

Emmanuel... ¡Mirá vos que morderle las nalgas a la poesía para que vuelva! Yo me preguntó ¿Alguna vez se fue? En ti... seguro que no.

9.8.10  
Blogger Eduardo said...

Emmanuel
gracias por traerme este momento en el que reconozco que tantas veces me he encontrado, hasta que ella vuelve, la poesía, con su luz.
Eres un gran poeta, lleno de emotivas imágenes. Eduardo Chaves

9.8.10  
Blogger fanny said...

Y en este hilo donde vertebreás el género, qué más da si es a la poesía a la mujer que amante amor le canta.

Sensiblemente, Fanny

10.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Emmanuel: Tu poesía es como una bocanada de aire fresco. Muy buen poema, como los escuchados en el Salón Dorado días pasados. Un abrazo. Miguel Madrid

10.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Poesía amante, vertebral, compañera y lúdica!
Besos, Montse Bertrán

10.8.10  
Blogger Máximo Ballester said...

Qué bueno, Emmanuel. Me encantó. Un abrazo.

12.8.10  
Anonymous Sonia Quevedo said...

Emmanuel:
Esa pieza curvada de madera y sus notas destacadas, han llegado a lo profundo de mi alma, colmándola de recuerdos del luthier y del poeta.
Precioso poema sensual y de sonoridad marcada por el fonio y el sonio.
ESTE BELLO POEMA TAMBIÉN ES MÚSICA POETA; gracias por compartir sus letras.

14.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Buenísimo Emanuel, me gusta mucho tu poesía, escuchaste su paciencia y le mordiste las nalgas a la poesía!! sos genial!!! un beso María Chapp

1.9.10  

Publicar un comentario

<< Home