17.9.10

Poema de Álvaro Baltazar Chanona Yza


ALIENACION.

Intoxicado por la alienación del siglo que ha nacido muerto
una y otra vez pisoteo la orina caliente de los bobos
la arcilla húmeda y carnal a la que Dios no pudo darle
nombre ni forma, porque ya reinaba la voluntad del sábado
tan esperado por todos los gentiles y rabinos.

Muerdo también este bagazo de viejos silencios
que ha demolido bondades y amores insignificantes.

Ya no tengo más ternura para estos muros que nos encierran
dentro de sí con todas sus interrogantes
como las glándulas de la noche que no dejan de vociferar
su dolor atávico
en el umbral de mis tímpanos rotos.

Acariciados por los emisarios de la muerte, nadie escucha
a los niños
atropellados también por las voces roncas pero no fallidas
de los pederastas.

Como un orzuelo me duele el tacto aterido y rugoso de la vida
como una muela podrida en la primera infancia
como este cadáver que debo cuidar aunque no sea mío
hasta que por sí mismo se levante, hasta que en el polvo que somos
se injerte, o bien desaparezca…

A través de estos cristales cansados que son míos
nada se ve, nada se entiende…


© ALVARO BALTAZAR CHANONA YZA.

5 Comments:

Blogger Nerina Thomas said...

Alvaro: fuertes son tus versos, sentidos, apilados uno a uno de seciencias obsercadas detenidamente.
Duele.
Mis respetos y un cariño desde Argentina

17.9.10  
Blogger Avesdelcielo said...

Tremendo son las imagenes de este poema que desgarra sobre los males de nuestro tiempo. Duro y golpea. Muy bien escrito.
MARITA RAAGOZZA

17.9.10  
Blogger Songo said...

Genial la imagen y el poema, como dice Marita, tiene el elemento desestabilizador para llamar la atención del lector. Muy bueno.

21.9.10  
Blogger fanny said...

Y el corazón? Y el corazón? Y el corazon?

(escucha, escucha tu poema: el corazón!)

Sensiblemente, fanny

22.9.10  
Anonymous galáctica said...

Un gigantesco alarido de asco ante la destrucción , una auténtica denuncia dicha con un lirismo que desciende a los infiernos y se atreve a decir lo más inmundo, porque lo que no se dice no puede combatirse. Este es un poema -alegato muy importante por su mensaje y a la vez por su alto contenido poético, por su decir desatado en imágenes abisales. Excelente , lo sentí muchísimo Irene Marks

26.9.10  

Publicar un comentario

<< Home