4.9.10

Poema de Irene Marks



CÍRCULOS COMO FLECHAS


”La lluvia ha desnudado
los instantes del retorno.”
“¿O creeremos otra vez
en el grito que se quiebra
como alguien que se ahoga
en su garganta?”Horacio Laitano


Círculos como flechas.
O tal vez fuera Orfeo quien no le cantó a Eurídice
................................. ....
Es igual ¿O quién se atrevería a afirmar que yo no fui Julieta
o que aquel loco triste que charla con el aire no tuvo a mil
mujeres muriendo por sus ojos?

Ah queridos amigos de la tarde que baja por calles y caminos
desparramando el polvo deshaciendo las frentes por un
nuevo minuto de la canción exhausta, ¿cuándo haremos
brillar nuestras mitades dolidas y resecas, los coágulos que
tiemblan y amenazan a veces con partirnos los párpados?
............................. ...

Círculos como flechas.
Y el ave que renace de cenizas heladas tiene una pluma menos

© Irene Marks

34 Comments:

Blogger Avesdelcielo said...

Poema entrañable en donde el círculo como elemnto cerrado y perfecto debe abrise, que el dolor se comparte y nos parte, nos saca algo nuestro.
Irene, eres Orfeo con una lira poética inteligente y profunda. Nosotros, tus Eurídices.
MARITA RAGOZZA

4.9.10  
Anonymous Anónimo said...

No es fácil hacer un poema tan filosófico, (más si giramos con el tiempo, un tema tan recurrente) y salir airoso. Felicitaciones
Abrazo
Alicia Perrig

4.9.10  
Blogger RICARDO JUAN BENITEZ said...

Irene la trascendencia filosófica enriquece tu poesía. Bravo.

4.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida Irene,
este precioso poema nos remite a la teoría nitscheana del eterno retorno, como la expresión de la máxima reivindicación de la vida, como una hipótesis necesaria para la revalorización de la vida: la vida es fugacidad, nacimiento, duración y muerte, no hay en ella nada permanente (recordemos las críticas de Nietzsche a toda filosofía que postula la existencia de entidades permanentes). Pero podemos recuperar la noción de permanencia si hacemos que el propio instante dure eternamente, no porque no se acabe nunca (lo cual haría imposible la aparición de otros instantes) sino porque se repite sin fin. En cierto modo, y aunque pueda parecer paradójico, Nietzsche consigue con esta tesis hacer de la vida lo Absoluto. Tu magnífico trabajo lo atestigua. Poesía de alto vuelo. Te felicito!!!
un fuerte abrazo

Elisa Dejistani

4.9.10  
Anonymous Anónimo said...

QUERIDA IRENE, QUÉ RAZÓN POÉTICAMENTE CRUDA, TIENE TU POEMA. ME EMOCIONA, ME REFLEJA ESTE SABER INTERNO NUESTRO DE LO CALLADO, ESE ETERNO RETORNO ANCESTRAL DEL DOLOR QUE QUIERE IRSE PARA NACERNOS AUNQUE VUELVA. MAGNÍFICA ENTONCES ESA IMAGEN PERFECTA DEL FINAL, "EL AVE FENIX CON UNA PLUMA MENOS". TE APLAUDO, POETA QUE HAS DADO EN EL BLANCO CON TU FLECHA CARGADA DE POESÍA VIVA!!!UN ABRAZO,
MARÍA PAULA MONES RUIZ

4.9.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

excelente poema, con un remate que cierra perfecto!

4.9.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

excelente poema, con un remate que cierra perfecto!

4.9.10  
Anonymous Anónimo said...

La buena poesía, como la tuya, es absolutamente filosófica.

Te felicito,

Alicia Márquez

4.9.10  
Blogger Marcelo Luna said...

Estimada Irene:
Poesìa metafìsica-a la que no soy muy dado- de un vuelo infinitamente absoluto, creo que Elisa diò en el clavo...Nietzsche poeta -que lo era- en su hàbil discìpula-tu-expresando la vida misma...
Besos
Marce

4.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida amiga: al leer tus poemas, siento la fuerza de tu mundo interior, poblado de lugares mágicos y dolorosas realidades. El lenguaje de tu poesía amalgama los opuestos, despertando en el lector la emoción y el asombro. Cariños. Horacio Laitano

4.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Poesía refinada y filosófica.
Me conmovió esa pluma perdida.
Gracias.
Un abrazo.
Dragontesa Leuzzi.

4.9.10  
Blogger Mónica Angelino said...

Te has elevado. Poema de alto vuelo el tuyo, Irene

4.9.10  
Blogger Adriana said...

Magia y filosofía en tu poema, Irene. Cada vez me atraviesa más hondamente la flecha de tu poesía. Es un placer leer tus textos. Muchas gracias. Un beso grande. Adriana Maggio

4.9.10  
Anonymous Anónimo said...

acaso la filosofía del poema nos remita también a PEDRO c. DE LA BARCA
¿que es la vida?una ficción...
¡barbaro!
saludos
Anahí

4.9.10  
Anonymous Sonia Quevedo said...

Irene:
Maravilloso poema.
Como el loco triste o Julieta con su trágico romance, todo ha sido dado, vivimos los momentos desde el punto mismo de partida, hasta ese punto final que marca el fin de un ciclo, de una vida.
Profundo poema enmarcado en su círculo.
Gracias por traer a mi mente:
A La Bella Helena de Jacques Offenbach y a Mercurio y Paris.

4.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Que decirte Irene?
Tu poesía atraviesa espacios
mundos
filosofía que nos hace pensar
te aplaudo de pie

desde graciela abrazo

4.9.10  
Anonymous silvialoustau said...

Tu poema tiene la singularidad de un estilo que puede llevarnos al intimismo y asu ve ala reflexión filo´sófica, conjugación nada facil.
Un saluco con todo afecto,

Silvia Loustau

4.9.10  
Anonymous Anónimo said...

la filisofia puesta de manifiesto en este bello poema , una verdadera joya de la literatura

maria elena tolosa

4.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida Irene, Exclente metáfora sobre la vida, la existencia humana. El dolor, la tristeza, "nuestras mitades dolidas y resecas", son innegables al espíritu humano. El final: "tiene una pluma menos" es la aceptación del dolor, pero renace, vuelve nuevamente a la vida.
Te felicito !!
Te mando un gran abrazo

Amalia M. Abaria

Un abrazo

5.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida Irene, Exclente metáfora sobre la vida, la existencia humana. El dolor, la tristeza, "nuestras mitades dolidas y resecas", son innegables al espíritu humano. El final: "tiene una pluma menos" es la aceptación del dolor, pero renace, vuelve nuevamente a la vida.
Te felicito !!
Te mando un gran abrazo

Amalia M. Abaria

Un abrazo

5.9.10  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Estimada Irene: tu poema es magnífico en forma y contenido. Un abrazo.

5.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Disfruto este andar lúdico, este retorno al punto inicial, este regreso con una edad mejor para comprender que llegamos más sabios y más adultos a nuestro punto de partida. La vida es un círculo...nosotros somos la delgada línea de su trazo. Encantador tu poema como lo es tu ser interno Amiga mía!

ALVARO BALTAZAR CHANONA YZA.

5.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Amenazando ser prosa, este texto es absolutamente poesía aunque esté tocado por el pensamiento filosófico. Y es de la mejor poesía, la que conmueve, hace pensar, sugiere abriendo diques y nos deja, al final, con una maravillosa e inquietante metáfora. Gracias, querida talentosa Irene.

Jorge Luis Estrella

5.9.10  
Blogger Tony said...

Irene: vuela tu imaginació helénica y se transforma en excelente poesía. Besos. Antonio.

6.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida Irene, un poemazo nos donaste!!!!Tu flecha sagitariana apunta al centro del círculo, al espacio donde viven el ave y las mitades dolidas y resecas y Orfeo y Eurídice y Julieta y también las profundidades de Irene, Irene Ave que escribe con su pluma imperdible. Besotes, María Chapp

6.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Irene:
Tu poema : un mandala, una danza para el Espiritu, para la Vida! Muriendo y renaciendo...
Abrazos con alas, Montse Bertrán

6.9.10  
Blogger ALICIA CORA said...

Ojalá que esa pluma que flota solitaria, encuentre el camino de integración de ese cuerpo que a pesar de estar helado, grita su nombre. Beso de Alicia Cora.

7.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida Irene: la rueda de la vida que gira y gira en distintos puntos cardinales y épocas. Todo manifiesta el ciclo de morir y renacer, trayendo en las venas las huellas de otras vidas.
Fantástico!!
Un beso enorme.
Mirna celis.

8.9.10  
Anonymous Anónimo said...

¡Qué poemazo, Irene!
En el tiempo circular del mito, desarrollaste toda la filosofía desde el mismo pensamiento mítico hasta la postmodernidad.
¡Y con una factura perfecta que conmueve y mueve a la reflexión!
Aplausos y más aplausos con un beso grande
María Rosa León

8.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Irene,
círculos, flechas, que sugieren movimiento, lineal, en altura de vuelo metafísico y circular, que asocio a vuelo terreno, a vida que retorna a la tierra.
Profundo en su contenido, impecable en su forma.
Un abrazo cariñoso desde Chile,
Juany Rojas

9.9.10  
Blogger El árbol José Enrique Ramírez said...

El gran Fénix,ese engranaje interno,activo en nuestra naturaleza,esos círculos trazados por un geómetra paralelo a nuestra frecuencia.

Gran poema,Irene y gracias por comentar mi obra,un abrazo desde el árbol que soy.José Enrique Ramírez Aguilar

10.9.10  
Blogger Eduardo said...

Irene
tu poema es una metáfora de la vida, con sus misterios y sus constantes regresos en un círculo que nos abarca. Personajes clásicos que se parecen a cada uno de nosotros, aparecen en tu texto y se presentan filosóficamente humanos. Me encantó. Eduardo Chaves

16.9.10  
Blogger Nerina Thomas said...

La fuerza de cada palabra, invita a la reflexión, de la realidad en cada ser humano.
Un placer leerte. Te admiro amiga!!
El poema es tan bello como tu sonrisa.
Abrazo hermanado.

25.9.10  
Blogger Jeniffer Moore said...

Gracias Irene por este texto tan bello. Cada palabra envuelve el misterio de un regreso que se anuda en lo imposible, que compromete la existencia, nuestra vocación de saetas y aqueros al mismo tiempo, construyendo destino. Pero la pluma conjura la vitalidad eterna del Fénix por lo cual, cada palabra tuya tiene doble valor: el estético y el del espíritu que te sostiene.

Gracias, poeta. Es un placer conocerte. Un fuerte abrazo.
Jeniffer

29.9.10  

Publicar un comentario

<< Home