4.9.10

Poema de Laura García Del Castaño


El árbol oscuro

Yo apunté a un nido
Yo apunté a un nido y le dí
e hice lo mismo que el tiempo hace con la risa.
Y lo hice sola
con una roca de hielo,
con una piedra de llanto congelado.

Luego, con el mismo escombro rasguñe mi cara.
e hice lo que un rastrillo con la arena.
Únete como a un recuerdo joven dije y labré la marca,
sin ventanas para mi rabia
labré la marca
dejé el vestigio de haber sido un instante tan vil como el tiempo.

Con una roca de hielo
Con una roca de hielo
derribé lo que flameaba en el árbol oscuro.
y todos los recuerdos sin sostén cayeron
mezclándose las filmaciones de unos rostros
con las grabaciones de otras voces
en un solo engrudo.

la mano de mi amante con cara de risa,
el pie de la muerte con aliento de pozo.
y mi padre con sus ojos en blanco.

El tiempo es un árbol oscuro
vive pensando el fruto que arrojará sobre tu risa.

Y el pasado,
el pasado es el nido
se piensa ausente pero se sabe de éste lugar
como un destino circular que otra vida menciona
y tu atiendes pero lejos ya.

Pero esta vez lancé una piedra.
A fuerza de ser pájaro,
a fuerza de flamear sobre un árbol oscuro
al tiempo le dí, al pasado le dí,
derribé sus frutos, rasguñe mi cara.
Y todo eso lo hice yo sola,
con una piedra de llanto congelado... está perdida.

© Laura García Del Castaño

15 Comments:

Blogger claudia tejeda said...

Tu piedra me dio en el centro.
Tu piedra de llanto congelado.
Hermoso, Laura.
Vertiginoso.
Como me gusta.
Abrazos....

4.9.10  
Anonymous Betty Badaui said...

Laura, tu palabra es impecable, conmueve y provoca admiración.
Siempre mi afecto
Betty

4.9.10  
Blogger Marcelo Luna said...

Estimada Laura:
Poesìa de un ritmo-con repeticiones que dan fuerza- que obliga a varias lecturas, me gusta su vitalidad...
Besos
Marce

4.9.10  
Blogger Adriana said...

Me encantó la primera estrofa. Creo que allí está todo el poema. La idea de derribar el nido y hacer lo que hace el tiempo con la risa me parece de una profundidad maravillosa. ¡Gracias! Un beso. Adriana Maggio

4.9.10  
Anonymous Anónimo said...

el nido comparado con la risa, una buena analogia, un poema para meditar

maria elena tolosa

4.9.10  
Blogger Fabiana said...

Fuerte y conmovedor poema. Felicitaciones. fabiana león

4.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Poema visceral escrito con analogías y repeticiones. Podría uno pensar en que le hubiera venido bien alguna estrofa menos pero, así como está, a mí me pegó fuerte.
Un abrazo.

Jorge Luis Estrella

5.9.10  
Anonymous Anónimo said...

"...con una piedra de llanto congelado..." ¡Qué maravilla de imágenes, Laura!
Aplausos y besos
María Rosa León

8.9.10  
Blogger Jose said...

Sinfonía de sentimientos. Preciosas metáforas, deliciosas palabras.

11.9.10  
Blogger Eduardo said...

Laura
leer tus poemas es siempre una experiencia, este árbol oscuro nos ofrece su sombra, su dolor, sus grandes y profundos sentimientos, mientras se lee se suspira, se oprime el corazón, se descubre un poema intenso. Eduardo Chaves

16.9.10  
Anonymous galáctica said...

Una manera magistral de hablar del dolor, esa "piedra congelada" que autodestruye a quien la lanza, como ese retrato del padre "con los ojos en blanco"(¿Hay algo más desgarrador?). Se va expandiendo el hielo de la piedra hasta que todo lo destruye, en esta estremecedora ceremonia, donde el corazón libera su agonía.Excelente Irene Marks

17.9.10  
Blogger fanny said...

Sabés que tu poema me gusta, que tu obra me desborda, y seguís y seguís escribiendo, para amtarme!

Una que aun de pie, y de pie, te aplaude.


Sensiblemente, fanny

22.9.10  
Blogger Leonor Mauvecin said...

Excelente y conmovedor como toda tu poesía . Esas imágenes de la piedra y el árbol entran en la piel y nos estremecen Un abrazo Leonor

24.9.10  
Anonymous Anónimo said...

hermosa poeta gigante, niña fulgor, mujer palabra, forte, fortísimo. Laurita.. Te celebro entre las distinguidas voces de nuestra poesía cordobesa contemporánea. Me encanta tu apuesta, todo a full, ya verás, ya verás... Ya tenés tus frutos... dedicación y pulimento, talento y orfebrería. Besote. Alfredo

26.9.10  
Blogger Cristina Ramb said...

Este poema tiene fuerza y una profundidad que arrastra en su música. Como toda tu obra, me deja con el alma vibrando. Un abrazo.

5.10.10  

Publicar un comentario

<< Home