15.10.10

Poema de Karina Sacerdote


Un gato llora en la noche

un gato llora en la noche

su maullido ahogado retumba
aúlla al abandono
a la inconsistencia del amor
al frío invierno de la nada
al hambre de manos tibias
su maullido quebrado retumba
aúlla a la orfandad
en la puerta cerrada del sueño
aúlla a la incongruencia del bien
llora al desconocido cielo
a la amenaza de tormentas y tormentos
un gato llora en la cornisa
y su marginal sentido del afecto
se contorsiona en la soledad
no entiende
no comprende cómo
del cálido rincón en que se echaba
a pasado todo al bullicio de su llanto
al helado viento del desamparo
un pobre gato huérfano
aún aúlla un milagro
y yo
soy ese gato que descree
que sólo puede aullar
oculta a los ojos encendidos
y tragar mi lágrima
que nadie ve
que nadie escucha

© Karina Sacerdote

18 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Me llegó mucho. Pensé: Ojalá al ver y escuchar esas lágrimas pudiera también convertirlas en alegría. Ese sería mi regalo. Me subí a tu poema, Karina, y fui acompañando el llorar de ese gato, desde cerca, sufriendo y sintiendo junto a él. Me envolví en la misma noche, tomé prestadas esas sensaciones. Recordé a otras mías, vislumbré soles nuevos. Cautivante tu poema, excelente. Te deseo lo mejor.
Mi respeto y admiración de siempre.
éxitos
Cristian Jesús Gentile

15.10.10  
Anonymous Anónimo said...

¡Me conmovió mucho tu poema, Karina!
Es notable cómo nos hermanamos los humanos con los supuestamente irracionales.
Todo un canto de ternura en ese gato desamparado.
Me recordó una canción que cantaban Sara Vaughan, Ella Fitzgerald: "Misty"
"Look at me / I'm as helpless as a kitten on a tree..."
Aplausos, besos y bises
María Rosa León

15.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Un poema conmovedor donde el llanto y el dolor del gato pasan a ser los de la hablante o viceversa. Un estado de desamparo expresado tan bien a través del sentir de un animal
tan cercano al hombre.
Un abrazo,
Juany Rojas

16.10.10  
Blogger Carmela said...

Sobrecogedor poema!
"ha pasado todo al bullicio de su llanto
al helado viento del desamparo."
La imagen : Magnífica!!!
Esos ojos alertas ... impregnando
luz al pelaje negro , parecen hablar...
Emocionante.!
Muy bello!!!

16.10.10  
Anonymous galáctica said...

El dolor de abandono en una mimetización con todo lo viviente se plasma con gran fuerza en este poema. Muy sentido . Saludos poéticos Irene Marks

16.10.10  
Anonymous Anónimo said...

¡Miau! Karina.

Qué bello poema.

Un abrazo,

Alicia Márquez

16.10.10  
Anonymous Pauli said...

Es un poema que te quiebra. Aprecié su calidad y me fascinó la ilustración: es un gato igualito a mi bello Kuro.

16.10.10  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Un poema conmovedor por lo que dice y por su secreto misterio. Te felicito.

18.10.10  
Blogger Eduardo said...

Karina
me emocionó este poema donde el gato adquiere características humanas en su sentimiento y comparto los comentarios de los compañeros: has logrado un texto que toca el corazón. Eduardo Chaves

18.10.10  
Anonymous Anónimo said...

ay, karina, no imaginas como conozco los gatos y este texto lo entiendo tanto que me has hecho doler hasta la médula! te admiro! por lo que has escrito y por como conoces los gatos, no siempre está al alcance de todos el saber de los felinos
un beso enorme y lo siento
francisco

20.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Admirable!! uno va caminando las cornisas y se siente el frío de la soledad y el abandono.Bello poema, mi gata y yo agradecidas..
Besossss
Rosa Lía

20.10.10  
Blogger Xenia.Mora said...

Querida poeta Karina: Tu poema destila todo el dolor que tienes escondido. El paralelismo con la horfandad de aquel gato en la cornisa es tan vívido que atrapa el lector con ese cierre rotundo.
Gran poema!
Un abrazo
Xenia

20.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Gran poema, Karina, que pasa, de un gato humanizado en su abandono, a una narradora que es un gato abandonado. Excelente por donde se lo mire.
Vaya mi admiración y mi cariño.

Jorge Luis Estrella

21.10.10  
Blogger Máximo Ballester said...

Muy bueno, Karina. Te escucho decirlo. Me encanta.
Un beso.

24.10.10  
Blogger El árbol José Enrique Ramírez said...

Oh, yo te veo y no temo tu mirada medúsea,no temo que me desdobles
en tus límenes de lipemanía,
sin embargo me agrada tu ronroneo grávido de luz y ternura,Karina,un saludo desde el árbol que soy José Enrique Ramírez Aguilar

24.10.10  
Blogger fanny said...

Vos, dueña de todas las noches, de todos los techos, de todas las siete vidas multiplicadas, de todos los callejones donde encontrás salida.


Sensiblemente, fanny

25.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Un poema que maulla vida, luz y noche!
Me gustó , te felicito Karina, te mando un gran abrazo, mio y de parte de mis tres "gatis"...
Hermosa foto Gus!
Montse Bertrán

25.10.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Grande Karina!! Un placer leerte amor!!
Siempre visualizo tu sonrisa y muchas veces, logras que invente la mía.
Y te lo agradezco.
Un mimo al alma.

31.10.10  

Publicar un comentario

<< Home