11.1.11

Poema de Rosa Lía Cuello


Palabra impronunciada

“Entonces era yo tan niña
que no sabía el nombre de las flores…”
María Elena Walsh

Nunca dijo nada mi padre
que vivía en la proa del misterio
e inventaba ríos de cordura.
Su voz era el agua murmurando
su voz era la madera en la canoa
su voz era el pájaro dormido
su voz era el árbol en la orilla.
Su silencio navegaba cicatrices en la dura tierra
su margen oscilaba entre las hojas de un otoño
su dureza naufragaba en el nido abandonado.
Nunca dijo nada mi padre.
Su voz se fue hundiendo
en los remolinos temporales
en los cauces de memorias inventadas
en los remansos que el sueño ignoraba
en las horas donde muere la palabra impronunciada.

© Rosa Lía Cuello

12 Comments:

Anonymous betty badaui said...

Rosa Lía, te caracteriza la ternura. Me agradó la cita de María Elena Walsh, la eterna.
Un gran abrazo, querida amiga
Betty

12.1.11  
Blogger Liliana said...

Así eran aquellos hombres: silenciosos,meditabundos, una tenía que adivinarles la ternura en la mirada o en el hacer cotidiano, manso y transparente.

12.1.11  
Blogger Cecilia said...

Qué hermoso poema que supo leer los silencios.

12.1.11  
Blogger diana poblet said...

Algo del recuerdo se pierde, algo queda en la mágica trayectoria de imágenes de tu poema.
Con mi abrazo.
d.

12.1.11  
Anonymous Anónimo said...

Betty, Liliana,Cecilia,Diana..gracias x comentar.Abrazosss
Rosa Lía

12.1.11  
Blogger David said...

y sigue su voz detonando palabras, palabras que so abrazos en la distancia. Un remanso en el sueño...

David Rosales

13.1.11  
Anonymous Anónimo said...

Rosy
Me pareció bellísimo este poema,
no lo conocía.
Mis felicitaciones y mi cariño
Alicia Borgogno

16.1.11  
Blogger Leonor Mauvecin said...

Rosa Lia , me gustó tu poema , deja ese sabor de ausencia que todos conocemos a esta altura de la vida .
Bello y conmovedor

17.1.11  
Blogger Ricardo Juan Benítez said...

Si Betty, era un tiempo donde la voz del padre, añorada, era un mundo de certidumbres, que aún vive en nuestros sueños.

23.1.11  
Blogger  said...

Muito bonito, Rosa Lia
Parabéns.

Beijinho

24.1.11  
Anonymous Anónimo said...

¿que puedo yo hablar?, sin derramar lagrimas, la cordura y la locura llegan por la misma senda
hay que traspasar los silencios, que nos une a la vida. bellísimo poema mi querida "PROFE" Martha

24.1.11  
Anonymous Anónimo said...

DEscubrir qué encierran los silencios, traspasar las fronteras del recuerdo, abrazarse a la ternura,ser un poema.
Te abrazo querida amiga
Maria Cristina Fervier

7.2.11  

Publicar un comentario

<< Home