26.4.11

Carta de Leonardo Gastón Herrmann


Carta Novena

Soy tu recuerdo.
Ángeles dormidos soñando a los viajeros.
Soy ese famélico apóstol de la ausencia.
Hijos de la tierra arrastran los cadáveres
de sus sombras.
Me he cruzado con mi vejez,
con ese niño prisionero del charco.

© Leonardo Gastón Herrmann

5 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Un bello poema que trasciende los límites del tiempo y del espacio, Leonardo.
Aplausos, bises y un gran abrazo
María Rosa León

26.4.11  
Anonymous Anónimo said...

fuerte y contundente ,buenisimo tu poema ,Marizel Estonllo

27.4.11  
Blogger Isabel Llorca Bosco said...

Brece y profundo Leonardo, con los hombres "arrastrando los cadávres de sus sombras" y un final perfecto y estremecedor.
Isabel Llorca Bosco

27.4.11  
Anonymous Anónimo said...

Lúdico y reflexivo. Nacido de la voz de un Mesías de carne y hueso, de otro hijo del hombre, que para nuestra fortuna aún camina entre nosotros y nos lleva de la mano a conversar con la "sombra de los muertos".

ALVARO BALTAZAR CHANONA YZA.

28.4.11  
Blogger galáctica said...

Un gran dolor, unviaje por las tierras arrasadas del corazón, el conocimiento de los infiernos más terribles, y a la vez la premonición, el planeta devastado, la indefensión, la vejez y la niñez expuestos, los"cadáveres" que el hambre y la violencia arrojan en el rostro indiferente del mundo. Excelente poema, para releer y hallar en él más sentidos. Un clima dantesco Irene Marks

28.4.11  

Publicar un comentario

<< Home