24.4.11

Poema de Rubén Derlis


No llegues nunca a meta alguna: mantente en el camino.
Si se diera tu arribo a donde lo quisiste porque grande fue el impulso,
con ese primer ímpetu que pusiste en tu empeño,
vuelve a partir, aunque debas desandar lo recorrido.
Adéntrate en senderos que marque nuevos objetivos.
Que tu repetición sea la interminable búsqueda
hasta consumir tu fragmento de luz en la tierra.


© Rubén Derlis

5 Comments:

Blogger galáctica said...

Un poema que marca la presencia del hombre en la vida como hacedor, como artífice consciente de propagador de la luz. Logradísimo en su sencillez y en lo que comunica, como una larga ruta que se anda desde el corazón. Saludos poéticos Irene Marks

26.4.11  
Blogger Mónica Angelino said...

EXCELENTE POEMA, RUBÉN!!!

SALUDOSSSSSSS

27.4.11  
Blogger Estrella del mar said...

UY GRATO LEER

TU FILOSOFIA EN EL POEMA

27.4.11  
Anonymous Anónimo said...

palabras justas para edificar la esperanza de vida y la lucha diaria
la imagen está buenísima, perfecta para la
interpretación del poema.
saludos
Anahí Duzevich Bezoz

29.4.11  
Anonymous Anónimo said...

Buenísimo//
El esfuerzo de llegar, si se llega
para volver a partir.
Siempre buscando.
La vida es movimiento
desde graciela abrazo

20.5.11  

Publicar un comentario

<< Home