26.4.11

Poema de Irene Gruss


EL AIRE MUEVE LAS HOJAS
DE UN CUADERNO


“Las pequeñas palabras que quiebran
el pensamiento y lo dispersan, no
expresan nada. ‘Sobre la vida, sobre
la muerte, sobre Mrs. Ramsay’ -no, pensó,
no se puede decir nada de esto a nadie-.”

Virginia Woolf



MOVIMIENTO

Una mujer sola frente al mar
es más majestuosa que él.
Puede pasar una gaviota
augurando la muerte
o puede caer el sol humedeciendo
las lonas de las carpas
hasta apagarlas,
pero una mujer
frente al mar
mece su soledad como una dueña
y no se estremece.
La luz
del mar tiene la importancia
y el movimiento de su ánimo, de su alma.
El viento suena alrededor
de la mujer
y la despierta:
ahora se trata de la playa sin luz, una mujer,
el sol caído, el sonido del mar,
carpas levantadas,
el viento que lo da vuelta
todo.

© Irene Gruss

6 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Una hermosa conjunción de imágenes sensoriales en tu poema, Irene
Felicitaciones y un beso grande
María Rosa León

26.4.11  
Anonymous Anónimo said...

exelente tu poema Irene ,lo que calla lo nombra ,y nombra lo indecible,es bellisimo. Marizel Estonllo

27.4.11  
Anonymous Anónimo said...

una mujer puede todo, también esciribir como lo hacés en este poema marailloso
saludos

anahí duzevich bezoz

29.4.11  
Anonymous Anónimo said...

Hermoso poema gracias
Leandro Calle

30.4.11  
Anonymous Anónimo said...

Admiro tu poesía/mucho
entre ella este poema .

desde graciela abrazo

1.5.11  
Blogger Leonor Mauvecin said...

Gracias por este bellísimo poema donde la mujer es el universo mismo y puedes trasmitirlo con tan precisas palabras

5.5.11  

Publicar un comentario

<< Home