27.5.11

Poema de María Laura Coppié


Pimpollos

En este duro invierno,
a falta de jazmines,
llenaste floreros
de ramos de mustios perdones.

Envejecen enseguida
y el tiempo

huele a rancio.

© María Laura Coppié

12 Comments:

Blogger Liliana said...

Muy,muy bueno.

27.5.11  
Anonymous Anónimo said...

Absolutamente maravilloso, Malala.

Beso,

Alicia Márquez

27.5.11  
Blogger Mariasilvia said...

Duro, María Laura. Duro y certero.

28.5.11  
Anonymous milagros rodriguez said...

Contundente Malala Un abrazo de Mili

29.5.11  
Blogger Benjamin Mejias Caris said...

Qué tiempo María Laura...
Un abrazo.

29.5.11  
Anonymous Anónimo said...

Un poema duro. Pero a veces pienso es como pensamos del otro? tenemos toda la razón. Esas cosas del amor,supongo

Luisa Cortez

29.5.11  
Anonymous Anónimo said...

Hola panzona...me quedé pensando en esas palabras de Luisa...Un hermoso poema aun cuando en el texto aniden sensaciones que nos agrietan. Un beso preciosa.

Lily Chavez

30.5.11  
Blogger Mónica Angelino said...

Así, tremendo, genial.

Saludosssssss

30.5.11  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Contundente!!! Un abrazo

30.5.11  
Blogger Rubén Gómez said...

Si hay un perdón en el aire, el tiempo puede oler a pasado, a viejo, a encierro, a sepia, pero... ¿rancio? Es tan fuerte esa palabra que se la asocia con el asco, y un ramillete de perdones no puede dejar esa baranda... Buen poema...

31.5.11  
Anonymous Anónimo said...

Maria Laura:

Sabiduria pura hecho poema. Profundo y doloroso pero un poema tambien hermoso.

Un abrazo

Carmen Amato

2.6.11  
Anonymous betty badaui said...

ay niña, qué fuerte, sin embargo con qué ganas se lee.
Un abracito
Betty

4.6.11  

Publicar un comentario

<< Home