17.3.10

Poema de Carlos Adalberto Fernández



Como hoja en otoño

Se fue muriendo lento
como cerrando puertas,
como apagando luces
y distanciando ruidos.

Se fue secando a tajos,
agrisando la mirada
la piel, la risa, la espera.
Las voces se fueron yendo
disueltas en gris de ayeres.

Una brisa la invitó
al último viaje, a, quien sabe.
La hoja se soltó, Se entregó al vaivén
de la brisa otoñal,
a dormir en la ilusión
de despertar en otro mundo.

© Carlos Adalberto Fernández

7 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Bello poema, con un dejo de nostalgia otoñal.
Abrazos
Alicia Perrig

17.3.10  
Blogger Fanny said...

La hoja y nuestro almanaque que no quiere pasar la hora.

Me gusta eso que dicen: que el Tiempo es Uno; ojalá nos pudieramos hacer uno con el tiempo.

Sensiblemente, Fanny

17.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Hola, narrador-poeta, buen amigo que siempre captás a los seres humanos y a las cosas en situación límite y lo hacés con inteligencia y talento.
Un fuerte abrazo.

Jorge Luis Estrella

17.3.10  
Blogger deliteraturayalgomas-2 said...

El tiempo y la vida con sus finales y recomienzos, qué gran poema, aún en su tristeza finaliza con la esperanza
Un gran abrazo
Betty

18.3.10  
Blogger Maria Fischinger said...

Saboreo las palabras con cuidado
estan deliciosamente escogidas y presentadas.
Aplausos
Maria

19.3.10  
Blogger julia del prado morales said...

Si triste, nostálgico y que trae ese otoño que lleva al invierno, así sin mas ni ma. Gracias Carlos, por traerlo

19.3.10  
Blogger Elisabet Cincotta said...

Como siempre la existencia y sus moments claves en tu palabra.
Muy bueno

abrazos
Elisabet

26.3.10  

Publicar un comentario

<< Home