16.3.10

Poema de María Fischinger


Penas

Quiero estirar mi alma
para cubrir la herida
que sangra y sangra sin cesar.
pero la pobre se encoge,
se escapa y se niega a ceder.
Gotas, gotas caen de mis ojos
para limpiar
el dolor que inunda mi presente
e invade mi futuro.
Registro baúles,
repaso las horas,
recuento minutos
buscando la causa.
Y bebo a raudales injusto veneno.
Un fétido aire opaca mi vista y
satura mis pasos antes de darlos.
En una telaraña tropiezo, me pego,
resbalo, me hundo
en una traición
sin fondo …
sin fin…


© María Fischinger

10 Comments:

Blogger Muestrario de palabras 2 said...

Gracias Gustavo por publicarlo.
Un abrazo
Maria

16.3.10  
Blogger Maria Fischinger said...

Gracias por publicar este poema

16.3.10  
Blogger Gloria Eugenia said...

Doloso, lleno de sentimiento
lindisimas letras, querida María
! me encanto !

16.3.10  
Blogger Taleph said...

Gracias Gus por publicar a mi hermana :)) besoss
Lili

16.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Bellísimo canto de dolor de ausencia.
Felicitaciones, María y un beso grande
María Rosa León

16.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Cuánta soledad, cuánta impotencia.
Abrazos
Alicia Perrig

17.3.10  
Blogger Kellypocharaquel said...

María querida, muy hondo y triste tu poema.Siempre tiene tu sello de calidad.
Gracias Gus por compartir trabajos tan bellos.
Besos grandes para ambos
Raquel Luisa Teppich

18.3.10  
Blogger julia del prado morales said...

Canto a la ausencia, canto de dolor, de inmensa tristeza. María querida gracias, aprecio mucho tu poesía y nuestras charlas. Julia

19.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida María: Has sabido describir con enorme y bien dirigida fuerza un dolor que golpea sin piedad. Te felicito.
Un abrazo tan enorme como esa fuerza y ese dolor.

Jorge Luis Estrella

21.3.10  
Blogger Elisabet Cincotta said...

Como dice Jorge, fuerza en tu poema.

abrazos
Elisabet

26.3.10  

Publicar un comentario

<< Home