21.3.10

Poema de Yolí Fidanza



Cuenta ella:
Me amó, después sin un aviso
levó anclas y partió.
Ausencia fue el amor, tejí la tela,
mil veces la deshice,
siempre mirando el horizonte curvo
para avistar las velas del regreso.
Desesperé de ausencia y fui fiel duramente.

Cuenta él: como Odiseo me alejé del hogar.
sin adios ni promesa preparé la partida.
Mi sino es navegar.
No quise anclar en puerto de ternura.

© Yolí Fidanza

6 Comments:

Blogger Alejandro Cabrol said...

Qué hermosísimo desencuentro con final fatal!

22.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Yolí; tu poema es un verdadero canto de nostalgia y esperanza a la vez.
Bello.
Cariños
Gra Bucci

23.3.10  
Blogger galáctica said...

Yoli: una historia universal que se vuelve íntima y cercana en tus palabras, ¿acaso no es ése el milagro de la poesía, el de sensibilizar todo lo que toca? El final es muy logrado("No quiso anclar en puertos de ternura" )y puede aplicarse al día a día. Saludos poéticos Irene Marks

25.3.10  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Un estupendo poema, tan típico de una gran poeta. Un gran saludo.

25.3.10  
Blogger Elisabet Cincotta said...

Y el temor a ese anclaje y el amor que perdura. Muy bueno

abrazos
Elisabet

26.3.10  
Blogger Songo said...

Hermosa imagen y sugerente poema, me ha tocado fibras íntimas, el viaje y el retorno...

28.3.10  

Publicar un comentario

<< Home