6.8.10

Poema de Claudia Isabel Lonfat


.....................a papá

Te conozco ahora
después de intentar reconocerte
cada día, en cada cosa
dentro de éste, nuestro pequeño mundo
Cuando grito tu nombre
y no escucho el suave roce
de tus manos
acariciando la madera
ni el crujir de la tela vieja
de ese saco, que irremediablemente, cuelga triste
sobre el esterillado

Pronuncio tu nombre
muchas veces
todas las veces
y como en un sueño, cada letra
se desvanece en el aire/
se despluma como una paloma
aleteando dentro de una caja

No me escuchás
no me ves
Estás perdido
en extraños paraísos o infiernos.
Yo te veo
te veo en mí
en cada rasgo
cada gesto esquivo
que intento cambiar, pero persiste;
en el perfil
la mirada profunda
la sonrisa franca…

y te conozco ahora
después de seguir los pasos de tu último viaje
el itinerario doloroso
de cada pérdida, cada día
cayéndome en mil abismos
entre voces extrañas
habitantes invisibles
soldados rotos de alguna guerra
cuando se detiene la muerte en tus pupilas
y para reconocerla
tengo que mirar el cielo vidrioso de esos ojos
azules/ angelados
ver como se apagan tus estrellas, una a una
hasta quedarme a oscuras
y en ese dios ajeno,
hallarnos…

© Claudia isabel Lonfat
Foto enviada por la autora del poema

33 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Claudia querida, que bueno que al poema se lo pueda vestir con la belleza de los recuerdos, del afecto, que cada verso caíga rendido ante lo que el corazón le dicta. He disfrutado.

Lily Chavez

6.8.10  
Blogger Elisabet Cincotta said...

Un itinerario hacia la despedida en cada cosa que formó lo nuestro. Muy buen poema, Claudia.

besos
Elisabet

6.8.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Lily
Elisabet
Muchas gracias :)
Besos

6.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Claudia, el sentimiento que tu poema invoca fluye sin altibajos por sinuosas despedidas y desemboca en un encuentro final. Me encantó justamente por la sobriedad y sutileza que posee ese fluir aunque transite caminos de ausencia. Fue bueno estar con vos el martes 3.
Gracias y abrazos.

Jorge Luis Estrella

7.8.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Jorge, muchas gracias; el placer es mio al disfrutar de tu cálida compañía. :)
otro abrazo

7.8.10  
Blogger julia del prado morales said...

Claudia querida, gustosa de venir a tu espacio, a tu encuentro. Tu poesia me gusta, esa sinceridad y franqueza con la que planteas las cosas de la vida.

Abrazos amiga

7.8.10  
Blogger Mónica Angelino said...

Profundo, conmovedor. Cala este poema.

Besossssss

7.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Hola Claudia, qué gusto hallarte en este poema. Me recorrieron sensaciones mientras te leía, me emocionó esa forma de recordarlo en la madera, el saco, en fin, en todo lo que sus manos tocaba; además tenés una forma natural de decirlo, de llegar al lector.
Siempre mi cariño
Betty Badaui

7.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Emociona, Gracias a la poeta, Sofía

7.8.10  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Hermoso tu poema Claudia. Te felicito. Un abrazo.

7.8.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Julia
Mónica
Betty
Sofía
David
Muchas gracias por leerme y por sus generosos comentarios
Un abrazo inmenso

8.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Tu poema, bellísimo.
Los últimos tres versos, me impactaron.
Un abrazo Claudia

Alicia Borgogno

8.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Un hermoso poema y sentido poema Claudia. Alda

8.8.10  
Anonymous Roxana Palacios said...

muy bello; un abrazo para la autora (y otro para la bebé de la foto), Ro

9.8.10  
Blogger Eduardo said...

Claudia
sumamente emocionado, te escribo pues has logrado en tu poema llevarme hasta mi propia memoria. Así logran los poetas tocar el corazón de los lectores, con las palabras exactas. Un abrazo. Eduardo Chaves

9.8.10  
Blogger fanny said...

(papá, papá, papá...)

Tu poema me llena la boca de papá...

Sensiblemente, Fanny

10.8.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Alicia
Alda
Roxana
Eduardo
Fanny
Muchas gracias por sus generosos comentarios, y la compañía al leerme
Un abrazo

10.8.10  
Anonymous Anónimo said...

un poema pleno de ternura y recuerdos
agudiza la sensibilidad
saludos
Anahí Duzevich Bezoz

11.8.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Anahí, muchas gracias por leerme :)
Un abrazo

12.8.10  
Blogger Máximo Ballester said...

Emoción y ternura y algún desasosiego. Hermoso poema, Claudia. Un abrazo.

12.8.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Máximo, muchas gracias...otro abrazo

14.8.10  
Anonymous Sonia Quevedo said...

Claudia:
Impacta cada letra, cada frase cargada de recuerdos; ese amoroso adiós, con la muerte detenida en las pupilas.
También emociona la hermosa descripción de la visión de la tristeza al apagarse las estrellas, dando paso, a las voces extrañas y la oscuridad lejana.
Es hermoso.

14.8.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Sonia, muchas gracias por tu generoso comentario :)
Un abrazo

15.8.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Siempre te distingues con la palabra. En cada poema.
Vives abrazada a ellas.
Muy bello amiga!!
Ojalá puedas escucharme esta semana en mi espacio: estás programada.
Un abrazo
Lamento no te hayas podido quedar en la cena. Se te extrañó.
www.amlibertad.com.ar

22.8.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Muchas gracias Nerina :)
Tenía pensado quedarme, pero finalmente tuve que volver a mi casa

Un abrazo inmenso

22.8.10  
Blogger Juan Carlos Rodríguez said...

Yo también, como Fanny, repetí mil veces Papá... y me acordé de mi viejo, en cada renglón, fallecido hace ya varios años... acá estoy, comentando tu hermoso poema ¿Vale llorar?

24.8.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Juan Carlos, claro que vale! yo lo hago y no me molesta, de alguna manera me hace sentir mejor...soy llorona, y sigo siendo la nena de papá, más allá de mi edad y de su ausencia física...
Gracias!

24.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Nostalgia y ternura en este conmovedor y sentido reconocimiento al padre. Un placer leerte. Felicitaciones.
un abrazo

Elisa Dejistani

27.8.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Elisa, muchas gracias!
otro abrazo

27.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Claudia Isabel,
un conmovedor y bello poema que no sólo me hizo ver a tu padre, sino también al mío. Y ese recuerdo, esa ausencia, tan bien dicha, con la dosis precisa de emoción, tarea nada fácil cuando se trata de hablar de aquellos a quienes más amamos.
Un beso,
Juany Rojas

29.8.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Juany, muchas gracias :)
otro beso

31.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Claudia, tu viaje hacia el padre me resonó profundamente, aunque las experiencias sean diferentes, es un camino ineludible hasta el encuentro en la divinidad. Confieso que me hiciste lagrimear, gracias por compartirlo!!! Un beso, María Chapp

1.9.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

María, gracias a vos por leerlo y acompañarme :)
Otro beso

2.9.10  

Publicar un comentario

<< Home