15.8.10

Poema de Pablo Queralt


atrapada mi niñez a media luz
se lleva el instinto los huesos
el pájaro de luto vestido de blanco
para matar el resto de la vida las horas
que pasan silbando los hijos del miedo
el silencio del reloj pasando por las venas
con su otro lenguaje,

usan tu cabeza de pelota
preguntás cuál es el precio

como un corresponsal de guerra
que sabe que el dolor
se te mete en el cuerpo no te abandona

toda esa luz que entró en un segundo
en otra foto de la infancia
estalla.


© Pablo Queralt

7 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Me siento identificada.
Gracias
Abrazo
Alicia Perrig

15.8.10  
Anonymous silvialoustau said...

Visón e imagen que abren a un mundo donde uno quiere entrar.
Cordialmente,

Silvia Loustau

15.8.10  
Blogger Fabiana said...

Me quedo pensando, delicioso y doloroso poema, Felicitaciones. Fabiana León

15.8.10  
Blogger Laura said...

Muy bueno Pablo, la vida es la valiente infancia. Un abrazo!

16.8.10  
Anonymous Anónimo said...

la infancia , laternura y la realidad

maria elena tolosa

16.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Muy bella evocación de la niñez y su peso en el resto de la vida,
Felicitaciones, Pablo, y un gran abrazo
María Rosa León

16.8.10  
Blogger Adriana said...

Gracias, Pablo, por este poema que se abre en abanico con cada lectura, y hace que cada lector lo sienta como escrito por él mismo. Un abrazo. Adriana Maggio

21.8.10  

Publicar un comentario

<< Home