18.8.10

Poema de Roberto Reséndiz Carmona


Dolor del Alma

Más allá del sabor del alma
más allá de todo lo que tenemos
aunque creo que seguimos siendo desterrados
que no tenemos nada.

Un pequeño río
los jueves lame nuestras pieles
y es de noche
a veces se torna madrugada
y nos enlazamos
una y otra vez
como si fuéramos racimos de uvas
como semillas de una misma vaina.

No hay ningún Dios que tenga misericordia de nosotros
no hay piedras para cruzar el río
ni siquiera tenemos razón en la garganta
y jamás sabremos
si tendremos principio o final
en este infierno que hemos construido.

Una vez comentamos
que jamás lastimaríamos la piel
ni la geometría que cruza la visera cardiaca
sin embargo
si la memoria no logra traicionarme
no
tenemos nada
creo que ni corazón
que extraviamos
alguna mañana
alguna tarde
ya
ni nombre tenemos
somos sombra
dos aguas que nacieron
para seguir surcando el aire.

El viento le dobla la cintura
y sigue siendo una adolescente
y yo un fruto a punto de extinguirse
al que le duele el alma
al que el hueco en el vientre
se le ensancha
y se le hace cada día
más perfecto.


© Roberto Reséndiz Carmona

11 Comments:

Blogger catalinaladivina said...

Sensaciones ,vacíos existenciales,así nos sentimos muchas veces.Tu poema me dice muchas cosas .

18.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Texto extraordinario: valiente, puntual, sabio, doloroso, infinitamente humano...brutal como nosotros, verdadero como todas nuestras desgracias. Más allá de la perfección formal, se apuesta por la emotividad...porque una poesía sin emoción es letra muerta. Felicidades Maestro Roberto!

ALVARO BALTAZAR CHANONA YZA.

20.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Mensaje fuerte, directo, conmocionante, que mueve a la relectura.
Felicitaciones, Roberto

PILAR ROMANO

20.8.10  
Anonymous Anónimo said...

un poema doloroso mostrando una verdad que conocemos pero quisieramos ignorar

maria elena tolosa

20.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Muy bueno estimado colega !! me hubiera gustado conocerte en México merced a tu hospitalidad en el Congreso que organizaste pero como te comenté, por razones laborales me fue imposible. De cualquier modo, ahora, me acerco a tu poesía fuerte, vibrante, contundente... aunque para mí, creo que "siempre hay un Dios que nos tendrá misericordia..". Saludo afectuoso Alfredo Lemon

20.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Hola Roberto, me ha encantado encontrarte en este sitio, y conocerte un poco mas a traves de tu poesia. Mira los dos mexicanos, tan cerca geograficamente y en lo que hacemos y aun no hemos tenido la suerte de encontranos, sin embargo, esta tarde me siento cerca de ti por tu poesia, sensible, dolorosa, pero cierta.
te envio un gran abrazo.

Carmen Amato

20.8.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

se siente un gran vacío, la desesperanza...el desamor suele dejarnos así, pero todo se renueva, hasta el dolor
Muy bueno!

21.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Roberto: excelente poema, mucha sensibilidad a flor de piel, huecos
por donde se escapa lo que ya no existe, y dolor....
Rosa Lía

22.8.10  
Blogger El árbol José Enrique Ramírez said...

El dolor como todos los demás elementos que acompañan la vida,pueden ser transformados de acantilados a puentes.
Ha sido maravilloso cruzar y encontrarte arcoiris.
Con respeto y admiración,un abrazo fraternal,de tu amigo José Enrique Ramírez Aguilar

26.8.10  
Anonymous PAULI said...

Es un poema de la madurez, con todo lo que eso supone. Comparto esa desesperanza.

27.8.10  
Blogger Benjamin Mejias Caris said...

Lo dices todo cuando no hay nada.
Un tremendo poema Roberto, felicitaciones.

6.9.10  

Publicar un comentario

<< Home