16.1.11

Poema de Luis Benítez


EL HUDSON

¡Oh! ¡Y luego estar con uno mismo!
¡Estos enmudecimientos! ¡Este andar a la deriva!
Gottfried Benn

II.

Qué ingenuo, viejo Hudson, el que creyó
que iba a hablar de ti y del Rin y del Danubio,
cuando esta noche he bebido tus metáforas
como allá enfrente ¿es New Jersey? alguien bebe
su vodka, su arak, su whisky, el usho de las Cícladas,
el vino negro y espeso de un fuerte mediodía.
El trago de tus aguas que emborrachan lleva
al centro mismo de tu corriente múltiple:

cuanto más quito de ella, más le devuelvo.

¿Qué relación habrá, íntimo Hudson, entre tú
y este río al que veo escurrirse entre los puentes,
este sí, seguro, de la estirpe del río único del que habla el primer canto?
Cuánto se aclararía y se enturbiaría de saberlo,
entre un juego del mundo y un juego de palabras.
Pero tenía que engañarte a ti que lees o a ti que escuchas
(¿dónde, en qué lugar correrá ahora, después de escrito,
el poema-río?) para que con menos desconfianza
me acompañaras a estos movedizos remolinos,
donde como en el desorden de una sopa de letras
muchos nombres se asoman y se esconden.
Me pregunto también qué pasaría si estuviera a mi lado
un poderoso policía, un hombre bueno,
y tuviera que explicarle todo esto paso a paso,
la intoxicación con agua que no está
pero que sí, también ella deja su huella en el aliento
y un andar trémulo y distante,
es esto ya una experiencia rara en el mundo
pero igualmente fácil de confundir con otras dilatadas
pupilas,
con otros pulsos alterados, con otras alucinaciones ¿más baratas?
Ni hablar de las secuelas. Crea un hábito incontenible.
En otros tiempos seguramente había quien mataba para
proporcionársela
(¿Me escuchas Gilles de Rais? ¿Me escuchas gran Tiberio debajo de la tierra?)
O nunca hubo nadie en ese trance. Ni siquiera alguien que muriera por ella;
viejo Hudson de la mente, tú que eres su objeto y su riego
tendrías que saberlo y que decírmelo.

Ya nadie dice “caballo”
y hay un potrillo nuevo sobre el mundo.
Maldice, bendice, de ahora en más
el pan que lleves a tu boca sabrá a contradicción

© Luis Benítez

11 Comments:

Blogger Liliana said...

Excelente poema. qué buena imagen la de "poema-río",sus palabras-aguas fluyen y nadie lee el mismo.

16.1.11  
Anonymous Anónimo said...

un río revuelto, repleto de sabiduría que corre y desliza como el mismo río. me gustó mucho
saludos
Anahí Duzevich Bezoz

16.1.11  
Blogger ALICIA CORA said...

Querido Luis, siempre es un placer leerte, para gozar de tus poemas. Mis felicitaciones por tus letras tan hermosas. Un abrazo de Alicia Cora.

16.1.11  
Anonymous Milagros Rodríguez said...

Luis, tu "poema río" esta corriendo por otro río-red que es internet y ya no lo podrá parar nada ¡Muy buen trabajo!

18.1.11  
Blogger galáctica said...

Luis: "un poema río" que se bebe, oscuras márgenes que viajan en el Hudson de la mente, en el tiempo, en las secuelas del delirio("intoxicación con agua que no está"). Excelente, para releer pero también para beber "el vino negro y espeso de un fuerte mediodía" en esta "sopa de letras"
de "aguas que emborrachan" .
Saludos poéticos Irene Marks

25.1.11  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Estimado Luis: tu creación es tan inmensa como un río colmado de poesía. Un abrazo.

25.1.11  
Blogger Nerina Thomas said...

El río, el vino.todo ayorna estos versos.
Graciasssssssssssssssss
un abrazo

27.1.11  
Anonymous Anónimo said...

Es una poesía muy poderosa la suya, Luis. Ese río me conecta no sólo con los grandes ríos que conocí, sino también con los que cantaron los poetas a lo largo de los siglos. Es usted sun poeta admirable.

CARMEN GOMEZ

2.2.11  
Blogger Liliana Varela said...

No puede creerse la belleza de este poema ¡excelente!

4.2.11  
Blogger Eduardo Espósito said...

Luis, he leído textos de tu autoría -y mea culpa- nunca me contacté para decirte lo bueno de tu poesía. Ahora estoy enmendando este error. Gracias por la belleza!

17.2.11  
Anonymous Anónimo said...

Hola:

Este texto es francamente majestuoso...Por momentos me hizo recordar a Walt Whitman.
Te felicito.
Saludos.

Kato Molinari

19.2.11  

Publicar un comentario

<< Home